presentada por
Menú
50 Aniversario del Ascenso

El Ascenso, parte 4: La carrera por el Ascenso

26 de junio de 1965, las 17:42 horas. Suena el pitido final en el Estadio Olímpico de Berlín. El Bayern de Múnich se ha impuesto al Tennis Borussia Berlin por 0-8. Perfecto. Perfectísimo. ¡El Bayern de Múnich ha ascendido a la Bundesliga! ¡Por fin!

El próximo viernes se cumple el 50 aniversario de dicho ascenso, y por este motivo, el fcbayern.de recorre en cinco partes el proceso por el que el Bayern inició su andadura para conquistar el mundo del fútbol, tanto en Alemania como en el resto del mundo.

Parte 4: La carrera por el Ascenso

¿Cómo reaccionó el Bayern tras el frustrado ascenso por tan poco margen en el verano de 1964? El equipo entrenado por Tschik Cajkovski respondió con una victoria por 10-0 contra el Darmstadt 98 en la primera jornada de la temporada 1964/65 de la Regionalliga. Rudolf Nafziger fue el único de los tres delanteros que salió de titular y realizó una gran actuación con dos goles. No jugó Gerd Müller (tenía el brazo roto) y Cajkovski decidió no utilizar a Beckenbauer (las sustituciones no estaban permitidas en aquel momento). “Buen fútbol desplegado. Movimos la pelota. Muchos disparos. Todo bien.” Este fue el ánalisis del entrenador tras el pitido final.  

Dos derrotas consecutivas fuera de casa (en Fürth y Kassel) rebajaron inmediatamente la euforia muniquesa. En la cuarta jornada el Bayern reencontró la senda de la victoria contra el Bayern Hof (3-0). A partir de ese momento, Cajkovski y sus chicos no conocieron la derrota en 19 encuentros consecutivos, logrando desde la jornada 12 a la 23, doce victorias consecutivas: 9-2 (Wacker München), 9-1 (TSG Ulm), 7-0 (FC Emmendingen), 7-2 (Darmstadt 98) – de forma imparable el Bayern fue ascendiendo en la clasificación y tras el 6-0 al FC Schweinfurt en la jornada 17 (el 29 de noviembre de 1964), ocuparon el primer puesto de la tabla.

Beckenbauer y Müller eran piezas fundamentales en aquel equipo. Beckenbauer debutó en la jornada 6 con victoria por 2-0 en casa contra los Stuttgarter Kickers. Müller lo hizo en la jornada 12 en la victoria por 2-11 contra el Freiburger FC, estrenándose con un gol. Por primera vez coincidieron en el terreno de juego el eje Maier – Beckenbauer – Müller.

A finales de enero, el Bayern disfrutaba de una cómoda ventaja de cinco puntos respecto al segundo, el Reutlingen. Pero los muniqueses bajaron el ritmo, y en los siguientes seis partidos solamente sumaron seis de los doce puntos en liza, mientras que el Reutlingen encadenó una victoria tras otra. En la jornada 31 el Reutlingen se hizo con el liderato de la categoría, y justo una semana después recibió al Bayern de Múnich allí en Reutlingen. ¡Qué situación!

Rainer Ohlhauser, Peter Grosser y Gerd Müller se encargaron de anotar los tantos de la victoria por 0-3, reconquistando la primera plaza de la Regionalliga, pero después el Bayern encadenó dos empates seguidos. Tras la jornada 34 ambos clubs empataban a puntos en la clasificación a falta de cinco partidos (incluyendo el partido de vuelta en Múnich). Y fue en este tramo final cuando el Bayern pudo finalmente respirar tranquilo: sus cuatro victorias superaron con creces la única victoria del Reutlingen en esta fase final.

En la última jornada el Bayern puso punto fin de forma sublime a una gran temporada: victoria por 6-1 contra el 1.FC 1896 Pforzheim. La diferencia de puntos respecto al Reutlingen fue de 3 puntos, y la diferencia de goles 146-32 (mejor defensa y delantero de la categoría). Unas cifras impresionantes. Rainer Ohlhauser fue el máximo anotador de la Regionalliga con 42 dianas en 36 encuentros, Müller marcó la considerable cifra de 33 goles en 26 partidos, Beckenbauer se apuntó 16 tantos. Sin embargo, y como la temporada anterior, lo que decidía definitivamente el Ascenso a la Bundesliga era la ronda eliminatoria por el Ascenso.

La quinta parte de nuestro repaso al Ascenso a la Bundesliga, este viernes: La eliminatoria por el Ascenso.