presentada por
Menú
50 Aniversario del Ascenso

El Ascenso, parte 5: la eliminatoria por el Ascenso

26 de junio de 1965, las 17:42 horas. Suena el pitido final en el Estadio Olímpico de Berlín. El Bayern de Múnich se ha impuesto al Tennis Borussia Berlin por 0-8. Perfecto. Perfectísimo. ¡El Bayern de Múnich ha ascendido a la Bundesliga! ¡Por fin!

Hoy viernes se cumple el 50 aniversario de dicho ascenso, y por este motivo, el fcbayern.de recorre en cinco partes el proceso por el que el Bayern inició su andadura para conquistar el mundo del fútbol, tanto en Alemania como en el resto del mundo.

Parte 5: La eliminatoria por el Ascenso

“Con una confianza en sí mismos inquebrantable nos metimos en la eliminatoria por el Ascenso en 1965”, contó Franz Beckenbauer, repasando aquella época. Al igual que el año anterior, los muniqueses partían como favoritos de su grupo. Los rivales eran el Tennis Borussia Berlin (campeón de la Regionalliga Berlin), el 1.FC Saarbrücken (campeón de la Regionalliga Südwest) y el Alemannia Aachen (segundo de la Regionalliga West).

29 de mayo de 1965: FC Bayern - Tennis Borussia Berlin 2-0 (1-0)

A pesar de la persistente lluvia, unos 20.000 espectadores presenciaron en el Grünwalder Stadion a un Bayern imponente. El equipo de Cajkovski superó a los berlineses en todas las facetas del juego y ganó merecidamente gracias a dos goles de Gerd Müller (minuto 15 y 64). Se pusieron primeros en la tabla.

El once del Bayern fue: Maier - Kunstwadl, Olk - Drescher, Beckenbauer, Kupferschmidt - Nafziger, Ohlhauser, Müller, Grosser, Brenninger

5 de junio de 1965: 1.FC Saarbrücken - FC Bayern 1-0 (1-0)

El Bayern trató de hacer gol de manera implacable, pero no quiso entrar la pelota. Media docena de ocasiones completamente claras fueron desaprovechadas, sumando en un mar de dudas el portero local Dieter Haßdenteufel a Ohlhauser, Müller y compañía. En el otro área fue otra historia: en un contraataque, el delantero del Saarbrücken Emil Poklitar marcó gol en el minuto 43, logrando la victoria. Tras este encuentro el secretario general del Bayern, Walter Fembeck, sufrió un ataque al corazón. ¿Volvería a pasar como el año anterior y no lograrían el Ascenso? En la tabla el Aachen se puso primero con 3 puntos, por delante del Bayern, con dos. Seis días más tarde se enfrentarían ambos combinados.

El once del Bayern fue: Maier - Kunstwadl, Olk - Drescher, Beckenbauer, Kupferschmidt - Nafziger, Ohlhauser, Müller, Grosser, Brenninger

13 de junio de 1965: FC Bayern - Alemannia Aachen 2-1 (1-0)

El Bayern no perdió los nervios en un agotador partido, emocionalmente hablando. Los locales se atrincheraron a la defensiva, sin conceder ocasiones. El Aachen estuvo cerca de adelantarse en el marcador, pero el disparo de Alfred Glenskis (minuto 16) rebotó en el larguero. Poco antes del descanso Beckenbauer habilitó a Müller, quien marcó finalmente el 1-0 (40’). Pero con la segunda parte llegó el shock: Glenski aprovechó un córner para empatar el encuentro (58’). Como consecuencia, el Bayern asedió la portería rival, y 7 minutos antes de que se pitara el final del partido Ohlhauser regaló a los 42.000 espectadores del Grünwalder Stadion una volea que supuso el 2-1 (83’). ¡Menos mal! El Bayern volvía a liderar la tabla con 4 puntos, por delante del Aachen (3 puntos) y el Berlin (3).

El once del Bayern fue: Maier - Kunstwadl, Olk - Drescher, Beckenbauer, Kupferschmidt - Nafziger, Ohlhauser, Müller, Koulmann, Brenninger

16 de junio de 1965: Alemannia Aachen - FC Bayern 1-1 (0-1)

El Bayern se enfrentó tres días más tarde a la ajustada victoria en Múnich de nuevo al Aachen, esta vez como visitante. Los locales tenían que ganar sí o sí y presionaron fuertemente. Sin embargo la joven plantilla muniquesa se mostró sorprendentemente madura y Ohlhauser aprovechó un error defensivo local para anotar el 0-1 (32’). Nada más empezar la segunda parte Franz-Josef Nacken empató el duelo (minuto 46), encasquillándose el Bayern. Tuvieron suerte los muniqueses, puesto que hasta tres veces un jugador suyo repelió el cuero sobre la misma línea de gol, encargándose Sepp Maier de no encajar ningún otro tanto. El Bayern se aseguró así un importante punto. La tabla quedaba: Bayern (5 puntos), Aachen (4 puntos), Saarbrücken (4 puntos), Berlin (3 puntos).

El once del Bayern fue: Maier - Kunstwadl, Olk - Grosser, Beckenbauer, Borutta - Nafziger, Drescher, Ohlhauser, Müller, Brenninger

19 de junio de 1965: FC Bayern - 1. FC Saarbrücken 5-0 (1-0)

Los 45.000 espectadores del Grünwalder Stadion tenían en mente el desgraciado 0-1 del partido de ida. El encuentro se jugó con una elevada temperatura. El Bayern fue prácticamente el único equipo que hizo fútbol, y esta vez nada le separó del gol. Gracias a Ohlhauser (5‘) los muniqueses se adelantaron en la primer parte, para en el segundo acto anotar Nafziger (57’), Beckenbauer (58’) y Müller (63’). Tres goles en siete minutos que encarrilaron el partido. Müller marcó su segundo gol y puso el 5-0 definitivo en el minuto 73. “Ni aún con dos porteros hubiéramos podido evitar la derrota”, declaró el entrenador del Saarbrücken Jupp Derwall, que añadió: “Tschik, tenemos que felicitarte. Ese impulso y alegría juvenil que tiene su equipo le convierte en claramente el mejor de nuestro grupo. Este Bayern hace un fútbol fascinante, sin duda enriquecerán la Bundesliga.” Con solo un punto de ventaja respecto al Aachen (6 puntos), el Bayern (7 puntos) encaró el último partido de la eliminatoria por el ascenso.

El once del Bayern fue: Maier - Kunstwadl, Olk - Grosser, Beckenbauer, Borutta - Nafziger, Müller, Ohlhauser, Drescher, Brenninger

26 de junio de 1965: Tennis Borussia Berlin - FC Bayern 0-8 (0-3)

Cuatro dianas de Ohlhauser (13‘, 16‘, 46‘, 88‘), dos de Nafziger (83‘, 85‘), una de Müller (18‘) y otra de Dieter Brenninger (65‘) – un festival de goles del Bayern en el Estadio Olímpico de Berlín que aseguró el Ascenso del Bayern a la Bundesliga. La victoria no podía ser más redonda. El Bayern jugó desencadenado, recibiendo el aplauso de los 15.000 espectadores del estadio, algunos de los cuales invadieron el césped antes de acabar el encuentro. A las 17:42 el colegiado Erwin Sturm pitó el final del partido, ¡un ascenso perfecto!

El once del Bayern fue: Maier - Kunstwadl, Olk - Grosser, Beckenbauer, Borutta - Nafziger, Müller, Ohlhauser, Drescher, Brenninger

Aeropuerto, cervecería Nockherberg y lago Tegernsee

A su regreso a Múnich, el Bayern fue recibido por 6.000 aficionados en el aeropuerto de Riem. “Los entusiasmados aficionados se saltaron las barreras en la pista de aterrizaje”, rememoró Beckenbauer en su autobiografía “Gentleman am Ball”. En las crónicas del Bayern por su 70 aniversario quedó recogido así: “Como un torrente, la alegría se descargó sobre el equipo, que por fin se encontraba donde le hubiera correspondido en 1963: en la máxima categoría”.

Las celebraciones fueron en la cervecería Nockherberg, en la Salvatorkeller. “Tras dos o tres horas todos estábamos tan cansados que solo queríamos irnos a la cama”, contó Werner Olk. Para cerrar los festejos Wilhelm Neudecker pronunció un discurso. “Si ascendemos a la Bundesliga, rodearé el lago Tegernsee a pie”, había anunciado el presidente del Bayern durante la eliminatoria por el ascenso. El 10 de julio de ese año le acompañaron en su marcha más de 500 aficionados del Bayern durante los 27,5 km de trayecto. Bundesliga, ¡aquí estamos!