presentada por
Menú
Primer entrenamiento

El Bayern quiere entusiasmar a sus aficionados en Shangai

Todo estaba preparado y la expedición del Bayern había embarcado puntualmente para despegar a las 11:00h (hora local) desde Pekín. Sin embargo, el vuelo a Shangai se retrasó más de 3 horas por diversos controles de la seguridad del aeropuerto chino.

Los jugadores se tomaron el retraso con buen humor. “No se puede cambiar nada”, aseguró Thomas Müller en la rueda de prensa celebrada a posteriori en el Estadio de Shangai, “he aprovechado para dormir un poco, he visto una película, me quedé mirando un poco por la ventana y hablé con los pasajeros. Soy una persona muy comunicativa.” Pep Guardiola, por su parte, aprovechó ese tiempo para ver de nuevo el amistoso contra el Valencia.

El Bayern llegó a Shanghai, la ciudad más grande de China, con 25 millones de habitantes, poco antes del anochecer. Posteriormente, tras un breve paso por el hotel, el equipo entrenó sobre el césped del Estadio de Shangai. “La ciudad parece muy viva, muchos restaurantes y mucho verde. Las primeras impresiones han sido positivas”, explicó Müller.

La sesión de trabajo fue algo más suave de la normal debido al cansancio del vuelo y del amistoso contra el Valencia. A excepción de Javi Martínez, Guardiola pudo contar con todos sus hombres. También entrenaron sin problemas Manuel Neuer, Mario Götze y Jérôme Boateng. “A nivel físico estamos ya bastante bien. Ahora queremos hacer un buen partido ante el Inter y entusiasmar a los aficionados”, señaló Müller.

El duelo contra el club italiano será el segundo amistoso del Bayern dentro del Audi Football Summit. El encuentro se disputa este próximo martes (20:00h CEST. El Inter es un “gran equipo en Europa”, recordó Guardiola. “Supone una nueva buena prueba. En la pretemporada es mejor jugar pocos partidos, por ello, es mejor jugar contra buenos rivales.”

Viendo el gran recibimiento experimentado en el aeropuerto de Shangai, todo apunta a que las gradas estarán llenas de aficionados locales del Bayern. “Sabía que el Bayern también tiene aficionados en China, pero que tenga tantos es sorprendente”, reconoció Müller antes de concluir: “Se saben hasta las canciones en alemán, les he escuchado cantar hasta el himno. Me quito el sombrero.“