presentada por
Menú
'Increíble'

Eufórico recibimiento en Pekín

Se apreciaban caras de cansancio cuando los jugadores del Bayern de Múnich aterrizaron el viernes en China tras unas nueve horas de avión. Eran las 11:05 hora local (5:05 CEST) cuando el equipo pisó suelo chino. Pero tras una media hora, el cansancio se había esfumado. Alrededor de 1.000 aficionados chinos ovacionaron al club bávaro a su llegada al aeropuerto. A derecha e izquierda no se veía más que personas con camisetas del Bayern y móviles con los que fotografiar a las estrellas.

Era algo a lo que Philipp Lahm, Manuel Neuer y compañía no están tan acostumbrados, así que ellos mismos sacaron sus móviles y grabaron vídeos. Los hinchas chinos incluso se pusieron a cantar "¡Super Bayern, super Bayern!" "Realmente increíble" lo calificó Neuer, al que los gritos hacían especial referencia. También causaron furor las fotos con los campeones del mundo Philipp Lahm, Thomas Müller, Mario Götze y Jérôme Boateng,

Tras alcanzar el autobús del equipo, se emprendió la marcha hacia el hotel, donde tendría lugar un almuerzo al medio día. A lo largo de la tarde (hora local) tendrá lugar una rueda de prensa en el estadio olímpico (Nido de pájaro) con Pep Guardiola, Lahm y Boateng, tras la cual se hará el primer entrenamiento. fcbayern.de te lo contará desde el lugar de los hechos.