presentada por
Menú
Más de 30 grados

La plantilla y los aficionados resisten al calor

¡Calor y más calor en Múnich!. Una ola de calor domina firmemente la capital bávara. Con temperaturas superiores a 30 grados las personas acudieron hoy sábado a los lagos, a las piscinas al aire libre, al río Isar o al "Eisbach" en el "Englischen Garten". Cualquier tipo de refrigeración era bienvenido. Y en los "Biergarten" reinaba el bullicio desde bien temprano, especialmente los lugares con sombra bajo los castaños eran ampliamente demandados.

Algunos, sin embargo, prefirieron acercarse a la Säbener Strasse esta mañana para observar de cerca el entrenamiento público del Bayern. Después de dos días en las que se realizaron las pruebas previas de diagnóstico y los exámenes médicos, el sábado de nuevo se regresó al campo de entrenamiento, donde los profesionales del campeón alemán, desafiando a un calor abrasador, llevaron a cabo su programa de preparación para la nueva temporada.

Entrenamiento intenso - el balón como protagonista

Y los aproximadamente 700 espectadores vieron como Pep Guardiola y su cuerpo técnico hicieron sudar de lo lindo a la plantilla profesional. Tras el calentamiento inicial y diferentes ejercicios de pases en el programa de entrenamiento, los 21 jugadores - incluyendo siete jugadores del segundo equipo - disputaron un intenso partidillo en un terreno de juego reducido. Durante el intenso entrenamiento, en el que todos se mostraron altamente motivados, hubo descansos regulares para hidratarse.

Al final de la sesión de 80 minutos en la que, como siempre, la pelota fue la protagonista, los tres porteros, Tom Starke, Sven Ulreich e Ivan Lucic recibieron una tanda de disparos. Antes de entrar en la merecida ducha, los jugadores del Bayern firmaron algunos autógrafos y recompensaron a los aficionados que también desafiaron al calor y al final aplaudieron a sus ídolos. Tras un domingo libre de trabajo, el capitán Philipp Lahm y compañía se ejercitarán de nuevo el lunes por la mañana.