presentada por
Menú
"Una buena señal"

Garra del Bayern ante los inconvenientes

El gol más rápido de la Bundesliga... en contra. Empate, expulsión, penalti al palo y gol en el último suspiro: el Drama de Sinsheim se ha ganado ya un puesto destacado en el repaso de la temporada. "Estas son las victorias más bonitas", resaltó Mario Götze al finalizar el Hoffenheim 1 - Bayern 2 de ayer.

"Un rival bueno, el calor: las condiciones eran complicadas", indicó el capitán Philipp Lahm, quien ya había adelantado durante la semana del peligro de la visita a Hoffenheim. Y a los 9 segundos, el partido se puso "aún más difícil", añadió Lahm en clara referencia al 1-0 de Volland, el gol más rápido de la historia de la Bundesliga (9 segundos, como Bellarabi en 2014). ¡Vaya inicio!

"No empezamos de manera óptima“, reconoció el director deportivo Matthias Sammer. "A veces suceden estas cosas", recordó Rafinha, mientras que Lahm comentó: "Uno debe digerirlo primero". Manuel Neuer sacó el lado positivo del asunto: "Prefiero un gol tempranero en contra que uno en el minuto 90. Así dispusimos de bastante tiempo para remontar."

"… tuvimos un poco de suerte"

"El equipo no se vino abajo, es una buena señal", destacó un Sammer que alabó la "muy buena primera mitad" de los suyos. "Lo afrontamos bien. Se vio que, tras el minuto 15, dispondríamos de nuestras ocasiones ", señaló Thomas Müller. Una de ellas la aprovechó el canterano para lograr el importante empate poco antes del descanso (41´  ).

Tras la pausa, el Bayern agarró el mando del partido. Götze (52´), Douglas Costa (62´), Arturo Vidal, con un remate al larguero (66´ ), y el recién incorporado en la segunda mitad Robert Lewandowski (69´ ) dispusieron de varias ocasiones para poner por delante al Bayern. Sin embargo, el cuadro muniqués sufrió un nuevo revés con la expulsión de Jérôme Boateng por doble amonestación (72´ ). El central tocó con la mano el esférico dentro del área y el colegiado no dudó en señalar los once metros. Afortunadamente Eugen Polanski estrelló su lanzamiento contra el palo, "ahí tuvimos un poco de suerte", reconoció Götze.

"Estamos aún en el tercer kilómetro de la maratón"

La inferioridad numérica no frenó al Bayern. "El equipo mostró garra, sobre todo cuando estábamos diez contra once. Eso demuestra que queríamos ganar de todas maneras“, resaltó el capitán Lahm. Neuer añadió: "Hicimos todo lo posible para remontar el partido.“ Y Götze, a quien Sammer definió como "una garantía de victoria", concluyó: "Lo intentamos todo pese a la inferioridad.“

Y el esfuerzo tuvo premio. En el minuto 90 Lewandowski envió al fondo de las mallas un buen servicio de Douglas y tanto la grada, el banquillo como el once lo celebró por todo lo alto. "No bajamos los brazos y ganamos merecidamente. Enhorabuena a los aficionados que hoy estuvieron aquí“, comentó Müller. "Estamos contentos por haber ganado", expresó Sammer antes de reabjar la euforia: "Estamos aún en el tercer kilómetro de la maratón, aún no se reparten los trofeos.“