presentada por
Menú
“Un resultado bonito”

Primer mensaje del Bayern

“Super Bayern, super Bayern, hey, hey”, cantaba la gran mayoría de los 75.000 espectadores que ayer viernes abarrotaron el Allianz Arena. 83 días después de haber celebrado el 25° título liguero en el mismo sitio, el Bayern envió un nuevo mensaje en la primera jornada de la Bundesliga. Con un merecido 5-0 (1-0) se impuso el conjunto entrenado por Pep Guardiola al Hamburgo, el resultado más abultado en un partido inaugural de la Bundesliga desde que se celebra dicho partido (2002).

“Un 5-0 en el primer partido es genial”, reconoció Arjen Robben aún sobre el césped.
“Es un mensaje empezar así. Queríamos también enviárselo a los otros equipos”, añadió el holandés. “La de hoy, como en otras ocasiones, fue un muy buen rendimiento del equipo”, resaltó Thomas Müller sobre el “bonito resultado” y el buen arranque en la edición 53 de la Bundesliga. El objetivo está claro: sumar 4 ligas consecutivas.

La paciencia obtuvo premio

Ante un cuadro hanseático extremadamente defensivo, el Bayern tuvo muchas dificultades para generar ocasiones durante la primera mitad. “No es fácil cuando el rival tiene a los 11 hombres metidos en su área”, explicó Philipp Lahm. “En algunos momentos llegaron a jugar con 6 defensas, ahí uno debe tener paciencia. Eso hizo el equipo y en la segunda mitad marcamos los goes”, comentó el directivo Karl-Heinz Rummenigge.

Medhi Benatia abrió la lata en el minuto 27 al rematar un libre indirecto botado magistralmente por Xabi Alonso. Durante el descanso “hicimos un par de correcciones”, informó Lahm. Y el equipo lo notó tras salir de vestuarios. Los hombres de Guardiola superaron con claridad a un rival cada vez más cansado. Robert Lewandowski (52´), Müller (69´/72´) y un inspiradísimo Douglas Costa (87´) aumentaron la renta local merecidamente.

Margen de mejora

“No me gusta mucho venir a Múnich”, reconoció el guardameta del Hamburgo Rene Adler, quien evitó una goleada mayor para los suyos con varias paradas de mérito. “Te viene una ola en contra, es brutal”, de esa manera describió Adler el potencial ofensivo muniqués. Un dato: en la segunda mitad el Bayern disparó en 14 ocasiones contra la meta hanseática (23 en total) y acumuló un 77% de posesión. “No tuvimos nada que hacer”, concluyó Adler.

Pese al buen partido y la superioridad mostrada, en el vestuario del Bayern no hubo espacio para la euforia: “Lo que impresiona es la mentalidad”, señaló Müller, autor de dos tantos. “Vamos ganando 2-0 al Hamburgo y metemos el 3-0, el 4-0 y el 5-0. Seguimos al 100% y eso que en los últimos años no nos hemos quedado sin ganar títulos. Estamos más motivados que nunca, por eso continuamos dándolo todo.”
Naturalmente siempre hay “margen de mejora”, indicó Jérôme Boateng.

“Si todos estamos al 100%, somos un equipo muy potente. Entonces podremos aspirar a todos los títulos.” Aún queda mucho, pero el Bayern ya ha dado el primer paso. “Vamos un paso por delante y no aminoramos el ritmo. Con este resultado podríamos ser líderes. Esa es nuestra meta”, aseguró Müller. Lahm añadió: “Hoy queríamos tener un buen comienzo, siempre es muy importante. Ahora deben intentar bajarnos de ahí arriba.