presentada por
Menú
Gran comienzo de temporada

¡Tres victorias, 10 goles! 'Sólo se puede estar satisfecho'

A la finalización llovieron los elogios de todas partes. Para el autor del doblete Thomas Müller. Para la velocidad de Douglas Costa. Para el redescubrimiento de Xabi Alonso como defensa central... Pero sobre todo para el equipo. "Fue un partido de equipo. El equipo ha hecho en general un muy, muy buen partido" dijo Arjen Robben tras el 3-0 (1-0) sobre el Bayer Leverkusen. Hemos hecho un muy, muy buen partido ante un gran rival" dijo el holandés, "sólo se puede estar satisfecho."

"Muy convincente", "muy dominante" y "muy controlado" encontró Neuer la actuación ante el hasta entonces invicto participante de la Champions League de Renania. "Desde el principio hemos mostrado que queríamos ganar como fuera." Pep Guardiola también estaba "muy, muy satisfecho. Hemos jugado contra un gran, gran competidor."

Rodeado de reportero, Matthias Sammer también se deshacía en alabanzas en la zona mixta del Allianz Arena tras el encuentro. El equipo había jugado tan bien como él se había imaginado: "Como rival debes tener la sensación de que cuando juegas contra el Bayern de Múnich no tienes posibilidades. Es lo que debemos transmitir." Un par de metros más allá, el director deportivo del Leverkusen, Rudi Völler, hablaba ante los micrófonos: "El Bayern es, junto con el Barcelona, el mejor equipo de Europa."

El 1-0, un placer

"El 3-0 es una muy buena declaración de intenciones" sentenciaba Robben acerca del triunfo ante el Leverkusen. Y eso a pesar de la ausencia de los principales defensores. Tanto Jérôme Boateng (sancionado) como Medhi Benatia (lesionado) fueron baja, de modo que Alonso, junto con David Alaba, fueron los que ocuparon el centro de la defensa - y convencieron como zagueros en el uno contra uno, además de en la construcción del juego. "Ha jugado con mucha categoría" dijo Sammer.

Fue un placer la elaboración del 1-0: Alonso dio un preciso pase en diagonal que atrapó costa en carrera por la banda izquierda, dando después un pase cruzado al centro donde Müller esperaba para perforar la meta (26'). En la segunda mitad, de nuevo Müller (60') y después Robben (71') se encargaron de ampliar al ventaja hasta el 3-0 con sendos penaltis. El marcador final podría haber sido incluso superior. "Podríamos haber sido mejores en un par de jugadas" señalaba Müller.

"El último pase tiene que mejorar necesariamente" mantenía Guardiola como único punto crítico del encuentro. Todo está de nuestra parte en el comienzo de la temporada: tres partidos, tres victorias y un marcador global de 10-1 Aun así, Sammer recordaba: "Estamos muy al principio." El lema para el próximo partido tras el descanso por los compromisos de las selecciones lo ponía Robben: "¡Seguir así!"