presentada por
Menú
Reencuentro con su anterior club

Vidal: 'El sábado deberá descansar la amistad'

Arturo Vidal cruzó los dedos por el Bayer 04 Leverkusen durante el partido de clasificación de Champions League del miércoles. Pero el chileno no tiene ninguna intención de moderarse en el partido del sábado que jugará para el Bayern de Múnich ante el que fuera su club. "Digo claramente que no" sentenció el de 28 años antes del reencuentro el sábado (18:30) en el Allianz Arena. "Sobre la cancha somos rivales. Ahí juego con normalidad. Daré lo máximo, como siempre. La amistad deberá tomarse un descanso."

Vidal se cambió hace ocho años del equipo de su patria chilena, el Colo-Colo, a Leverkusen. El centrocampista guarda "muchos buenos recuerdos" de la primera estación europea de su carrera, y ha continuado siguiendo al club desde la distancia. 144 partidos oficiales (21 goles) jugó entre 2007 y 2011 para el Bayer, y este sábado será la primera vez que se enfrente al Leverkusen en el terreno de juego.

Celebrar los goles con respeto

"Está claro que será un partido especial para mí. Le estoy muy agradecido al Bayer por haberme dado la posibilidad de venir a Europa" dijo Vidal dos antes del partido de Bundesliga, "pero ahora juego para el Bayern de Múnich y lo daré todo para lograr la victoria."

Vidal advirtió de la agresiva presión de su ex equipo, por lo que cree que "estarán en lo más alto de la lucha por el título. Debemos jugar muy concentrados y con mucha atención desde el comienzo." La motivación no le faltará, más aun jugando contra el que fuera su club. En caso de celebrar un gol, lo hará con "mucho respeto", según ha afirmado. "Pero también me alegraría" señalaba Vidal, "porque ese sería mi primer gol en la Bundesliga tras mi regreso."