presentada por
Menú
Invictos en casa

7 datos del partidazo ante el Wolfsburgo

El Bayern-Wolfsburgo de la noche del martes es el partido estrella de la jornada 6 de la Bundesliga. fcbayern.de/es ha encontrado siete datos curiosos sobre el partido:

1) El Bayern nunca ha perdido un partido en casa contra el VfL Wolfsburg. 20 victorias y 1 empate en los 21 partidos oficiales anteriores. Los últimos 16 partidos como local contra los lobos acabaron con victoria bávara.

2) El Wolfsburgo ya ha visitado hasta en 3 ocasiones el Allianz Arena coincidiendo con el Oktoberfest, con los siguientes resultados: ¡1-0, 2-0, 3-0!

3) 15 puntos y 15-2 en goles, significan el segundo mejor arranque liguero de la historia del Bayern (al igual que en la temporada 86/87). Solo en la temporada del triplete (2012/13) tenían los muniqueses una mayor diferincia de goles (17-2). Por entonces la racha de victorias concluyó  en la jornada 9.

4) También el Wolfsburgo lleva su segundo mejor balance de su historia tras 5 partidos de liga (11 puntos, 8-2 en goles). En la 2004/05 los lobos llevaban 12 puntos a estas alturas. Solo 2 goles en contra significan el récord histórico del club en los 5 primeros partidos de liga, donde siempre al menos encajaban 4 goles.

5) Desde hace 6.006 días, es decir 16 años, lleva el Bayern sin perder un partido de liga en martes (2-1 en Kaiserslautern el 13 de abril de 1999). Desde entonces ha disputado 17 partidos, con 12 victorias y 5 empates y solo 6 goles en contra.

6) El Wolfsburgo, contando la temporada anterior, lleva 14 partidos oficiales invicto (9 victorias, 5 empates). Si no pierde en Múnich igualará el récord historico del club de 15 partidos consecutivos sin derrota de la temporada pasada.

7) Habrá un toque de las semifinales del mundial en la noche del martes en el Allianz Arena. Con Manuel Neuer, Philipp Lahm, Jerome Boateng y Thomas Müller por el Bayern y André Schürrle, Julian Draxler, Dante y Luiz Gustavo, por parte de los lobos, hasta ocho jugadores podrían reunirse que también estuvieron presentes en la legendaria semifinal del Mundial: Alemania-Brasil (7-1).