presentada por
Menú
A la caza del récord

El Bayern espera un partido “incómodo” en Mainz

A veces el fútbol es un enigma para Guardiola. ¿Depende de un pequeño cambio táctico? ¿Depende de un incremento emocional de los jugadores? El entrenador del Bayern busca una explicación para la explosión goleadora de Robert Lewandowski en el último partido contra el Wolfsburgo. Mueve la cabeza. Un fenómeno inexplicable para el técnico español. “Hay lugares para algunos equipos donde siempre les es difícil”.  Ese es el lugar que le espera al Bayern el sábado (15:30 h CEST): Mainz.

Si bien el campeón le ha ganado los últimos seis duelos al Mainz, algunos de estos no fueron precisamente un camino de rosas, especialmente a domicilio. El último partido como visitante se resolvió con un gol del cuadro bávaro en el minuto 90 (1-2), el partido anterior (2-0) los tantos llegaron en los minutos finales (82 y 86). “Tienen jugadores muy rápidos, un equipo muy dinámico, todos son muy agresivos, tienen buen contraataque y un buen entrenador“, alerta Guardiola sobre los novenos de la tabla.

Centrados en el Mainz

Los próximos partidos en Champions League frente al Dínamo de Zagreb (martes) y en liga ante “su mayor competidor”, el Dortmund (domingo), están aún muy lejos en la mente del entrenador de Santpedor. “En mi cabeza no está el Dínamo o el Dortmund. El Mainz ocupa todos mis pensamientos”, aseguró el técnico de 44 años, “es un partido incómodo”, añadió.

“Debemos mantener la concentración y meter una marcha más”, puntualizó Lewandowski, héroe ante el Wolfsburgo, antes de viajar a Mainz. “El partido empieza siempre 0-0”, dijo Guardiola, remitiéndose además a un detalle: “Tenemos la posibilidad de encadenar la séptima victoria seguida”. Con ello, el Bayern igualaría el récord de siete victorias en las siete primeras jornadas, algo que en 50 años de Bundesliga solo han conseguido cuatro equipos, siendo el último el Bayern del triplete de la temporada 2012/13.

Sin nuevas bajas

Respecto al personal, el técnico catalán puede volver a contar el sábado con los mismos que jugaron ante el Wolfsburgo. Además, no se ha producido ninguna nueva baja ni ningún regreso para el próximo partido ante el Mainz. “Está claro que no es un partido en el que vayamos a experimentar mucho. Apuesto por los automatismos”, anunció el entrenador del Mainz, Martin Schmidt.

El técnico espera en primer lugar tener “algo de suerte en el partido. Luego, no se sabe qué va a pasar”. Y segundo, “que Lewandowski rote”. El técnico suizo añadió sonriendo: “Ah, no, que el último partido salió desde el banquillo”. Por cierto: en los últimos cinco partidos de liga contra el Mainz Lewy marcó siete goles.