presentada por
Menú
Alabanzas para Kimmich, Rode y compañía

'Un día redondo' en Böllenfalltor

Sobre el papel, todo salió según lo esperado: 81% de posesión, 18-5 tiros a puerta, 3-0 goles. Sobre el césped, el Bayern tuvo que hacer un duro trabajo durante al menos una hora. "Tras las Liga de Campeones no era fácil ganar aquí" decía Pep Guardiola, que estaba con el 0-3 (0-1) ante el hasta el entonces invicto SV Darmstadt 98 "muy, muy satisfecho." Hemos luchado bien."

Matthias Sammer se manifestaba en términos semejantes. "Es una importante señal que el equipo haya mantenido una mentalidad así" opinaba el director deportivo. El equipo reaccionó muy bien y mantuvo su estilo ante el Darmstadt, que fue muy compacto en defensa y buscó el ataque con balones largos y a balón parado. "Hemos jugado concentrados desde el primer segundo" dijo Sammer, y dio al equipo "una gran enhorabuena" por el partido, especialmente a aquellos "que no siempre están en el centro de la acción", ya que otros tomaron el relevo de Philipp Lahm, Thomas Müller, Robert Lewandowski, Xabi Alonso y Thiago.

Cuando los sueños se hacen realidad

Joshua Kimmich, por ejemplo. El de 20 años fue titular por primera vez en Bundesliga y convenció con sus despejes y su precisión en el pase. "Todos los niños que juegan al fútbol sueñan con jugar alguna vez en la Bundesliga. Los sueños se han hecho realidad esta semana" dijo Kimmich, que las dos pasadas temporadas ya visitó el Böllenfalltor con el RB Leipzig. "Sabía mejor que nadie cuán difícil es jugar aquí."

Otro que también conoce bien el encanto del coliseo del Darmstadt, del que Guardiola dijo que "la atmósfera es fútbol, el vestuario es fútbol", es Sebastian Rode. El centrocampista nació a 15 kilómetros al sur de Böllenfalltor y jugó para los juveniles el Darmstadt. "Es un día redondo para mí" se alegraba Rode del regreso a su ciudad, jugando un partido en el que fue titular por primera vez esta temporada y que prácticamente decidió él: dio la asistencia para el 0-2 (62') y marcó el 0-3 (63'). "No podría haber ido mejor."

El regreso de Martínez

"Ambos merecen más minutos de los que les he dado" decía Guardiola en referencia a Rode y Kimmich tras el partido, "hoy han mostrado que tipo de jugadores son." De lo que más se alegraba el entrenador del Bayern era del regreso de Javi Martínez. El español entró en el juego en el minuto 66. Fue su primer partido de la presente temporada y el tercero desde su lesión de rodilla hace 13 meses. "Estoy muy contento" dijo Martínez, "todo ha ido bien. No tengo ninguna molestia en la rodilla."

De muy buen humor emprendió también el regreso a casa Kingsley Coman. El francés de 19 años fue titular con el Bayern por primera vez y marcó el 0-2, su primer gol con su nueva equipación. "Es rápido como un conejo y le hace mucho bien a nuestro juego" dijo Rode acerca de Coman, que llegó a Múnich hace sólo tres semanas. El que jugara en la misma liga que Coman el pasado año, Arturo Vidal, también celebró su primer tanto (0-1, 20') tras su regreso a la Bundesliga.

"Creo que lo hemos hecho muy, muy bien" opinaba Rode tras la quinta victoria tras cinco partido de temporada. 15 puntos y un marcador total de 15-2 suponen el segundo mejor comienzo de Bundesliga de la historia del club y son el resultado de un equipo unido. Sammer señalaba: "Les necesitaremos a todos esta temporada." El partido en Darmstadt es muestra de que eso es una realidad y no sólo palabras.