presentada por
Menú
Elogios de Ribéry

Coman, contento con su “buen primer mes”

El alemán le sigue resultando como es lógico, un idioma “complicado”, como él mismo reconoce. Pero en el terreno de juego Kingsley Coman habla perfectamente la lengua del Bayern. Seis partidos ha jugado, la mitad de ellos de titular. Sus números: dos goles, cuatro asistencias. No está mal para un joven de 19 años en sus primeras cinco semanas en el FC Bayern. “Estoy muy contento. Espero que continúe así“, explicó el francés, que desde principios de la semana está convocado con su selección sub-21.

Coman aprovecha sus ocasiones con confianza y desparpajo y demuestra por qué fichó por el FC Bayern a finales de agosto, procedente de la Juventus de Turín. Pep Guardiola alabó su “calidad en el uno contra uno”; Jérôme Boateng ahondó en los elogios: “Vamos a disfrutar mucho con él”. Coman se mantiene realista: “Me alegra cada vez que juego e intento hacerlo lo mejor posible.”

Con pasión, precisión y firmeza Coman se ha reafirmado como creador de juego y goleador. Incluso el entrenador de la selección francesa está al tanto de su desarrollo. “Coman es un jugador muy interesante. Le tenemos en mente, ¡aunque haya distancia de por medio!“, explicó Didier Deschamps. Por supuesto, el joven Coman conoce dichas declaraciones y cree que “demuestran que estoy haciendo las cosas bien”. Sin embargo, cree que la selección absoluta aún le queda lejos. “He tenido un buen primer mes, pero tengo que asentar mi rendimiento antes de pensar en la selección”. 

Ribéry: “Un buen chico”

Así que toda su concentración está puesta en el FC Bayern, donde se ha sentido a gusto desde que puso un pie en Múnich: “Aquí es algo más tranquilo, menos duro, los jugadores tienen un poco más de libertad, y eso se nota en el campo”, opinó Coman. “Los directivos me dijeron que el juego encajaría conmigo. Hasta ahora han tenido razón”, explicó el francés, que por ahora ha jugado en la posición de extremo, su preferida.

“Es un buen chico”, le describió Franck Ribéry en conversaciones con fcbayern.de. Ribéry, lesionado, es junto a Medhi Benatia un interlocutor importante para Coman, dado que pueden hablar en francés. “Siempre me aconsejan”, contó Coman. Con el resto del equipo también tiene contacto, reveló Ribéry. “Hablo todos los días con él, como los demás. El Bayern es una familia. Eso hace más sencillo que los jugadores nuevos se sientan en seguida como en casa”.

También a nivel personal se ha adaptado bien Coman, ya que vive con sus padres. “Ellos cocinan y se encargan de todo lo que necesito”. Se describe como un “tipo casero. No salgo a menudo, ya era así en Turín o París. Me gusta ver series de televisión, por ejemplo Juego de Tronos”. En el campo quiere seguir teniendo éxitos en sus próximos ‘capítulos’ futbolísticos. “Entrena todos los días con grandes jugadores y puede aprender mucho”, sentenció Ribéry. “Hasta ahora lo ha hecho bien”.