presentada por
Menú
"Una gran victoria"

El Bayern coge impulso tras el parón

La racha continúa, se afianza el liderato y se supera con éxito la prueba antes del partido de Champions League. Tras lograr una merecida victoria en un campo complicado (1-3 en casa del Schalke 04), el Bayern parte hacia Múnich en la tarde de hoy domingo con los tres puntos en la maleta. Gracias a la victoria número 12 en 13 jornadas, el vigente campeón continúa imbatido y le saca una diferencia de ocho puntos al segundo clasificado de la tabla.

"Ha sido difícil ganar aquí, pero lo hemos logrado. Mis felicitaciones a los jugadores", dijo el técnico Pep Guardiola tras un partido en el que 61 723 espectadores abarrotaron el Veltins Arena. "Es una gran victoria para nosotros", sentenció el entrenador catalán. Ya son 12 las veces consecutivas que el Bayern consigue los tres puntos tras regresar de un parón internacional (35 goles a favor y solo 4 en contra). Además, el equipo muniqués podría conseguir de forma anticipada el billete para los octavos de final de la Champions con otra victoria en el último partido de la fase de grupos en casa el martes ante el Olympiacos griego.

El Schalke puso el autobús

"Hay que pelear cada partido para conseguir la victoria en la Bundesliga. Los rivales lo intentan todo, por ello debemos dar el 100% en cada partido", expresó Thomas Müller, quien con su gol en el tiempo de descuento puso la guinda a una gran actuación. Al igual que otros rivales, el Schalke intentó también un sistema defensivo con un 5-4-1 para salir a la contra, ya que llevaban siete partidos sin ganar.

"Los rivales no nos lo ponen fácil, parece que la defensa de cinco se ha puesto de moda", dijo Müller sobre la defensa del equipo local y dijo añadió satisfecho: "Han puesto el autobús, pero ya habíamos preparado partidos así". El encuentro empezó de forma prometedora para los bávaros, ya que se adelantaron en el minuto 9 por medio de David Alaba, quien anotaba el primero en su cuenta particular de esta temporada.

Martínez marca 917 días después

Sin embargo, el Schalke reaccionó y puso las tablas en menos de diez minutos con el tanto de Max Meyer (17‘). "El tiro era complicado, pero debí haberla atrapado", señaló el portero Manuel Neuer sobre el gol del joven alemán tras su regreso al que fuera su antiguo estadio. "El césped mojado hizo que el balón fuera más rápido. Quise desviarla al poste, pero no salió bien", finalizó el meta.

Al Bayern le costaba encontrar huecos ante un Schalke muy disciplinado en defensa que mantuvo a raya al vigente campeón, pero en el minuto 69 llegó el tanto de cabeza de Javi Martínez. Un gol no solo importante para los bávaros, sino también para el jugador navarro, que llevaba 917 días sin ver puerta (mayo de 2013). Müller (90‘+2) puso tierra de por medio antes del pitido final.

"Tres puntos más", dijo Guardiola a modo de resumen, quien remarcó del martido la "intensidad" y la "pasión" que su equipo demostró en el campo durante los 90 minutos. "Hemos jugado ordenados", hizo referencia Müller, quien tras los sucesos de la semana pasada expresó lo siguiente: "Era importante que pudiéramos volver a jugar al fútbol. Era importante para los espectadores, para nosotros y para la liga".