presentada por
Menú
“Aprovechamos bien los espacios”

El Bayern se divierte a la contra

Siete partidos disputados en los últimos 22 días. Pero como bien dijo Pep Guardiola hace unas semanas: "Cuando la cabeza está en forma, también lo están las piernas”. Y así, el español dejó a su equipo el sábado por la tarde hacer lo que mejor saben: partidos de fútbol ofensivo a todo gas. El Stuttgart fue sencillamente arrollado. Después del 4-0 de Thomas Müller en el minuto 40, ya no importaba que habían pasado solo 55 horas desde el partido del Arsenal.

"El equipo lo ha hecho bien", lo elogió Karl-Heinz Rummenigge, "tras el partido del miércoles en Liga de Campeones, en el que ganamos por 5-1, podemos estar muy satisfechos". Manuel Neuer, que mantuvo su meta a cero por octava vez en esta temporada en Bundesliga, dijo: "no siempre es tan fácil como se ve al final. Por eso estamos muy contentos y felices con el resultado y con la forma en que jugamos".

Sobre todo el primer tiempo fue un fútbol para disfrutar. Al contrario que en las últimas semanas, los bávaros se encontraron en esta ocasión con un rival que intentó seguirle en el juego. "Es agradable cuando recibimos con espacios. Los jugadores también han disfrutado en la cancha", dijo el capitán Philipp Lahm, que recibió descanso por parte de Guardiola ante el Stuttgart. "Tuvimos mucha velocidad en los contraataques“.

Sí, exacto, los bávaros que semana tras semana encierran a sus oponentes al borde del área, contra el Stuttgart pudieron jugar a la contra. ¡Y en su propio estadio! "Con nuestros cinco delanteros podíamos jugar rápido y aprovechar bien los espacios", analizó Guardiola. Arjen Robben hizo el 1-0 (11’) unos segundos después de un saque de esquina del Stuttgart, y Douglas Costa el 2-0 (18’) que surgió porque los suevos previamente habían subido alegremente. Sólo después de aquello los visitantes cuidaron algo la defensa, aunque Robert Lewandowski (37’) y Müller (40’) marcaron, a pesar de todo.

Orgulloso y feliz de ser parte de este equipo

En total, el Bayern dispuso de un tiro a puerta cada dos minutos. 33 fueron al final, tantos como en febrero de 2009. "Es divertido. Todo el mundo está orgulloso y feliz de ser parte de este equipo”, dijo Robben, que tras su lesión que le tuvo ocho semanas de baja, fue titular por tercera vez en la tarde del sábado y tras el descanso tuvo más goles en sus botas.

Pero el momento más emotivo de la segunda mitad fue la reaparición de Holger Badstuber. "Tenía la piel de gallina en el banquillo. Pero no solo yo, sino todo el estadio”, echó una mirada hacia atrás hacia Lahm en el momento del cambio a los 59 minutos (ver la noticia). Rummenigge dijo que estaba "muy contento" por el regreso de Badstuber. "Le deseamos que ahora permanezca a salvo de lesiones después del largo período de sufrimiento."

Esto mismo desea Guardiola para todos sus jugadores que viajan de nuevo con sus selecciones nacionales por todo el mundo. Porque después de la pausa de dos semanas, el Bayern quiere ganar en la dura visita al Schalke. "Nuestro objetivo es jugar hasta las vacaciones de invierno con esta mentalidad", dijo Guardiola. Obviamente esto no será fácil con la alta carga de trabajo, ni para las piernas, ni para la cabeza.