presentada por
Menú
Debut en la Liga de Campeones

“¡Lo has hecho muy bien!” Muchos elogios para Ulreich

Sven Ulreich se acababa de sentar, bebió agua, y casi se atragantó cuando, de repente, escuchó su nombre. “Querido Sven, mi más sincera enhorabuena por tu primer partido de Liga de Campeones”, dijo Karl-Heinz Rummenigge en el banquete posterior al partido en Zagreb. En ese momento se dibujó una sonrisa en la cara del debutante. “¡Hoy lo has hecho muy bien! Primero, ganar y segundo, no recibir ningún gol”.

Ulreich pudo mostrar en varias ocasiones por qué vino el verano pasado de Stuttgard como número dos, después de Manuel Neuer. Gracias a su rapidez el meta de 27 años pudo salir victorioso de algunos encuentros uno contra uno. Solo una vez llegó el balón al larguero. “Tuve suerte en un par de ocasiones, en las que me pude lucir. En general fue bien”, dijo Ulreich.

“Una gran personalidad”

El suabo mostró mucha seguridad. “Ha mantenido la portería a cero. Sin errores ni reproches, así tiene que ser”, Thomas Müller alabó así a su compañero de equipo. También Philipp Lahm tuvo unas palabras para su compañero: “Él ha sido el que nos ha mantenido en el partido en la mitad de la primera parte. En ese momento estabamos mal organizados y Sven estuvo ahí. Eso es importante. Tenemos que confíar en los nuestros y en él, definitavemente, se puede confíar”.

Ese es el reclamo de Ulreich. Darlo todo cada día en los entrenamientos para estar al nivel de Manuel Neuer cuando él no pueda estar, como en Zagreb, una pequeña pausa necesaria. “No es tan fácil, tienes que tener mucha fortaleza mental”, dijo Guardiola. Ulreich tiene “una gran personalidad. ¡Un gran halago! Estoy muy contento con él“. Después de tantos elogios, Ulreich dejó el agua y se tomó una copa de vino tinto.