presentada por
Menú
El goleador y cartero Lahm

'¡Con la izquierda no se le puede dejar tirar!'

Phlipp Lahm se lo tomó como una broma. Todos le preguntaban: ¿Que ponía en papel que Pep Guardiola le dio? "Ponía: ¡'Philipp, marca un gol'! Con eso estaba todo claro", se rió Lahm y se fue hacia el siguiente periodista al que le volvió a contar la misma historia.

No hay ninguna duda: La victoria por 2-0 contra el valiente FC Ingolstadt le subió los ánimos a Lahm, a pesar de la difícil primera parte en la que el Bayern "por primera vez jugó durante mucho tiempo sin energía", dijo el capitán. "Nos ha faltado algo y entonces puede pasar que juegues una primera parte como la de ayer".

Tras una hora de partido se cambió el guión, literalmente. Pep Guardiola encargó apuntar medidas tácticas en una hoja y se las dio a Lahm, que reordenó el equipo. El mismo Lahm se cambió de la defensa al centro del campo, llevando así al Bayern hacia el campo contrario y participando en varias acciones de ataque.

Gol número 14 en el partido 457

Pero lo que pasó 75 minutos después no se lo esperaba ni Lahm. Thomas Müller le pasó el balón en el último momento al capitán y a este casi no le quedó otra que disparar con la izquierda. ¡Y funcionó! El campeón del mundo de 32 años marcó por primera vez en la Bundesliga con su pie izquierdo. Fue el primer gol de Lahm desde octubre de 2014 (en el 6-0 contra el Bremen marcó inlcuso doble) y el gol número 14 en su partido 457 para el Bayern.

Müller, quién dio la asistencia se alegró mucho por su amigo. "Tienen que pasar muchas cosas para que el marque", se reía el delantero de la selección. "El miércoles ya estuvo a punto y ayer antes de su gol tuvo una buena ocasión". Y poco después el balón por fin volvió a entrar. Que Lahm justo marcara con la izquierda, normalmente solo su pierna de apoyo, no le extrañó demasiado, como nos contó riéndose: ¡No puedes dejarle tirar con la izquierda dentro del área!"