presentada por
Menú
"Da rabia"

El Bayern quiere "tomar nota"

Thomas Müller tuvo un presentimiento. "Cuanto más larga sea una racha, más probable será que se rompa", dijo el jugador del Bayern antes de enfrentarse al Borussia Mönchengladbach. Pese a que se refería a la racha de nueve partidos invictos de los potros en liga Müller llevaba razón, ya que el campeón se marchó de Gladbach con un 3-1, por lo que no pudieron continuar su serie de 14 partidos invictos.

"Naturalmente no estamos contentos", expresó Müller tras la sorprendente derrota en un Borussia-Park con más de 54 000 personas. "Lógicamente ni lo habíamos planteado así, ni nos vamos contentos para casa. Da rabia cómo ha salido todo", dijo Müller tras la primera decepción de la temporada. Para el Bayern se trata de la primera derrota en la primera vuelta desde hace más de tres años (octubre de 2012, 1-2 contra el Bayer Leverkusen).

El gol de Ribéry llegó demasiado tarde

Tras el 3-1 se pueden sacar varias conclusiones: el capeón no supo aprovechar las múltiples ocasiones que tuvo en la primera parte. "En el primer tiempo no hemos estado acertados de cara a puerta", aclaró el capitán Philipp Lahm. Los visitantes tuvieron media docena de ocasiones, pero o bien se marchaban desviadas o se topaban con el meta local, Yann Sommer. "Nos ha faltado un poco de suerte", reconoció Müller.

"Hemos hecho una buena primer parte", opinó también el técnico del Bayern, Pep Guardiola, quien tras el descanso vio cómo los locales se adelantaban en el marcador por medio de Oscar Wendt (1-0 en el 54’). "Ahí empezamos a tener problemas y perdimos el control del partido", analizó el entrenador catalán. Lars Stindl (66‘) y Fabian Johnson (68‘) echaron tierra de por medio para poner el 3-0 en el electrónico. El gol del honor para el cuadro muniqués llegó en el 81‘ de los pies de Franck Ribéry, quien acaba de entrar pocos minutos antes en lo que fue su regreso, aunque su tanto llegó demasiado tarde.

"Tomar nota"

"Ya no estamos acostumbrados a ir por detrás", hizo referencia Lahm, quien criticó a su equipo entre los minutos 64’ y 68’, en los que Manuel Neuer salvó a su equipo con una parada magistral ante Julian Korb. "Tuvimos cinco minutos que fueron muy muy malos. Hay que analizar eso. Hemos regalado el partido en cinco minutos", prosiguió Lahm. "Nunca hemos dicho que seamos imbatibles. Queríamos continuar con nuestra racha todo lo posible, pero hoy no ha podido ser".

"La derrota no nos ha sentado bien. Debemos tomar nota", aclaró el director deportivo, Matthias Sammer, quien reconoció también: "No es una derrota que eche por tierra todo lo que hemos conseguido". El Bayern no tiene ahora mucho tiempo para la reflexión, ya que tras el entrenamiento de recuperación de hoy domingo comenzará el lunes la preparación del último encuentro de la fase de grupos de la Champions League frente al Dinamo Zagreb. Y sobre ello habló Ribéry: "Debemos ahora olvidarnos de eso y centrarnos en el próximo partido".