presentada por
Menú
Octavos en Copa

El Bayern, sin confiarse ante el Darmstadt

¡Último partido del año en casa! Aún le queda un encuentro que disputar al FC Bayern ante su público antes del parón de invierno, en un ambiente típicamente navideño en la capital muniquesa. Y este último partido del 2015 es una final con todas las de la ley: mañana martes a las 20:30 CET en el Allianz Arena, el Bayern se medirá al Darmstadt 98 en los los octavos de final de la Copa alemana en un Allianz Arena que aún tiene entradas a la venta.

“Es un partido muy importante para nosotros. El Darmstadt perdió por mucha diferencia de goles contra el Hertha [0-4], pero nos exigirán al máximo. Ellos también quieren pasar de ronda”, avisó Manuel Neuer. No hay que olvidar que el Darmstadt no sabe lo que es perder ante el Bayern, habiendo logrado en siete partidos oficiales un empate.

Bajo mínimos

“El partido empieza 0-0. Primero tenemos que demostrar que somos favoritos. Es un equipo con mucho carácter”, afirmó Pep Guardiola hoy lunes por la mañana antes de que comenzara el último entrenamiento de su equipo. El técnico español es plenamente consciente de que se trata de un encuentro a partido único: “En la fase de grupos se puede perder un partido, pero mañana no, mañana es una final”. De la misma opinión se mostró Robert Lewandowski: “Solo hay un partido. En la Copa puede pasar cualquier cosa. Tenemos que darlo todo desde el primer minuto”.

Tres días después de la victoria en casa contra el Ingolstadt por 2-0, la situación de las bajas en Múnich sigue siendo crítica. No hay nuevos recambios disponibles, de modo que Guardiola podrá contar únicamente con los mismos 16 hombres que tuvo contra el Ingolstadt. “Tenemos jugadores suficientes. La temporada pasada jugamos cuatro meses con esta situación. No nos quejamos, pero si queremos luchar por los títulos, necesitamos la plantilla al completo”, explicó Guardiola.

“Más que David contra Goliath”

Tras sendas victorias ante el TuS Erndtebrück (0-5) y el Hannover 96 (2-1), el Darmstadt viaja “con mucha esperanza y sin miedo a Múnich”, tal como aclaró el técnico del Darmstadt, Dirk Schuster, ex internacional con Alemania. El técnico cree que contra el “mejor equipo de Europa” las posibilidades de victoria de su equipo son “bajas. Es más que David contra Goliath. No hay comparación posible. Sería una gran sorpresa si pasamos de ronda“, contó el propio Schuster. “Es un gran reto, y queremos disfrutarlo”.

A pesar de ello, Schuster deja hueco para la esperanza y cree que su equipo puede lograr lo imposible: “Solo podemos ganar. Lo más normal sería que el Bayern pasara, pero intentaremos hacérselo pagar lo más caro posible”, advirtió Schuster. “El objetivo primordial será mantener el mayor tiempo posible la portería a cero. Y después veremos qué pasa. Lo daremos todo”, ahondó Fabian Holland, defensa del Darmstadt.