presentada por
Menú
“Un gran día”

Ribéry vuelve a entrenar con el equipo

264 días, casi 9 meses sin que Franck Ribéry pudiese hacer lo que más le gusta: jugar al fútbol. La lesión en el tobillo dolía, a veces la esperanza crecía cuando parecía mejorar, pero luego volvía a empeorar. No se podía pensar en sesiones intensivas de entrenamiento. Un tiempo frustrante para Ribéry. Esto cambió a partir de octubre, la terapia mostró mejorías- paso a paso. Pero no fue hasta el miércoles por la mañana cuando el francés pudo volver a entrenar con el equipo.

“Ha sido un gran día para mí, muy emotivo”, anunció Ribéry en una charla con FCB.tv justo después de la sesión. “Es la primera vez que una lesión me ha tenido tanto tiempo retirado del terreno de juego, ha sido una situación difícil para mí. Así es el fútbol, así es la vida. Es importante mantener la cabeza alta y trabajar duro. Ahora por fin puedo vuelver con el equipo. ¡Buenas vibraciones!”.

Como espectador en el partido de entrenamiento

El francés de 32 años entró el miércoles poco antes de las once al campo ante la atenta mirada de su mujer Wahiba, su hermano Steeven y su primo Matthieu. Después de calentar tocó rondo con esprint y tiro a puerta, pero el recién incorporado no pudo jugar el partido de entrenamiento. “Todo el equipo se alegró mucho por mí” reveló Ribéry. “Me lo he pasado muy bien”.

El último partido disputado con el FC Bayern por el exjugador internacional francés fue el 11 de marzo en la Liga de Campeones ante el Schachtar Donezk (7-0). Ribéry tuvo que ser cambiado en el minuto 59, ahí comenzó el sufrimiento. Ahora el francés solo espera volver a jugar este año.