presentada por
Menú
Noticia

Cinco canteranos aprenden con el grupo

Ya sea en la Selva Negra, en Gardasee o, como desde hace unos años, en Doha (cuando el equipo sale concentrado) por regla general hay varios chichos del filial que acompañan a los del primer equipo en su expedición. Este año los elegidos para viajar con el equipo al emirato han sido Milos Pantovic (19 años), Niklas Dorsch, Fabian Benko, Marco Friedl (todos 17) y el jovencísimo guardameta de 15 años Christian Früchtl.

"Es un guiño a los jugadores jóvenes del FC Bayern para que sepan que pese a la gran competencia que hay todos tienen posibilidades de mostrar su valía", explicó el director deportivo del club bávaro, Matthias Sammer, por lo que las jóvenes promesas de las categorías inferiores también tienen la posibilidad de estar cerca de los integrantes del primer equipo. Estos chavales que han viajado a Doha están "causando una buena impresión", como ha señalado el capitán Philipp Lahm. "Se ve que quieren, que lo dan todo. Eso es lo más importante que deben hacer los jóvenes".

La integración es fácil

El delantero Pantovic es un fijo del equipo que juega en la liga regional, con el que esta temporada ha jugado 18 partidos (5 goles). A mediados de octubre debutó en la Bundesliga en la victoria por 0-1 ante el Bremen, entrando justo antes del pitido final. "Es un poco extraño. Estás con jugadores que lo han ganado todo y te ves entre ellos. Pero nos han acogido muy bien. Nos sentimos genial", aclaró Pantovic para fcbayern.de.

"Creo que es bastante fácil integrarse con nosotros, da igual si son nuevos jugadores o chavales jóvenes", expresó un Lahm que también afirma que la plantilla ayuda a los que llegan de las categorías inferiores. "Todos tienen nuestro respeto", lo que ayuda a que los del filial puedan "jugar con libertad", afirmó el capitán. "Creo que algunos de los jugadores con más experiencia son un ejemplo para ellos. Por ello creo que para los chavales no es un problema estar con nosotros", continuó Lahm.

El meta Früchtl establece un récord

Los chavales pueden concentrarse totalmente en el entrenamiento, que para ellos es "más intenso que para los mayores. Pero nos lo pasamos bien", nos cuenta Benko, quien lleva 13 encuentros con el filial, el mismo en el que juegan Dorsch y Friedl. Para él "es un gran honor poder entrenar con los mayores”, afirmó Pantovic. "Tenemos que seguir trabajando mucho para quizás con suerte algún día conseguir lo que ellos", prosiguió. 

Quién quizás tarde más en llegar de los cinco jóvenes es Christian Früchtl. El talentoso portero de la cantera del FC Bayern cuenta con 15 años y el récord de ser el más joven en la historia del club en ir concentrado con el primer equipo. "Sí, bueno. Aún es pronto", dijo Sammer sobre el adolescente de 1,90 m. "Tiene altura. Sus condiciones físicas son extraordinarias, al igual que su talento y sus capacidades. Es interesante y muy bueno".

Junto con el mejor protero del mundo, Manuel Neuer, y los otros metas con experiencia en la Bundesliga Tom Starke y Sven Ulreich, el joven Früchtl puede presumir de ser el cuarto portero del equipo y mostrar así su talento. En vez de regresar al banquillo tras las vacaciones de Navidad, el joven meta intenta, bajo la supervisión de Toni Tapalovic (entrenador de porteros), atajar los disparos de Robert Lewandowski, Thomas Müller y cía. "Lo hace bien. Se siente muy cómodo. Es muy bueno", lo alabó su compañero de 34 años Starke, quien por edad podría ser su padre.