presentada por
Menú
Entrevista

Lahm: “Todo se puede mejorar”

La Selva Negra, Málaga, Nueva York, Shanghái, Dubai, Tokio o Catar de nuevo. Philipp Lahm ha viajado por todo el mundo con las concentraciones del FC Bayern. Y la lista aún no está completa. "Esta puede ser ya mi 22 concentración", informaba el capitán en una charla con fcbayern.de. En una entrevista el jugador de 32 años repasa el balón medicinal bajo las órdenes de Felix Magath, nos habla del punto caliente en la concentración, del problema con el juego de cartas Schafkopf y del objetivo para la segunda vuelta: "Al final lo importante son los títulos".

Entrevista con Philipp Lahm:

fcbayern.de: Philipp, ¿cuántas concentraciones como esta llevas ya?
Lahm: (cuenta) "Eh, llevo doce años como profesional... un par de veces estuve lesionado... así que puede que esta sea ya la 22".

fcbayern.de: Has estado en concentraciones con muchos técnicos: Hermann Gerland, Ottmar Hitzfeld, Felix Magath, Louis van Gaal, Pep Guardiola, etc. ¿Con quién eran más duras?
Lahm: "Con Felix Magath. Se le daba mucha importancia a la fuerza y a la resistencia. En parte fue una tortura y no tiene nada que ver con una concentración con Pep Guardiola".

fcbayern.de: Con Magath el balón medicinal tenía un papel muy importante. Ahora trabajáis casi siempre con la pelota.
Lahm: "Simplemente los tiempos han cambiado. No me atrevería a decir que antes era peor. Únicamente era distinto. Incluso ahora tiene importancia el trabajo físico. Pero para nosotros los futbolistas siempre es mejor tener la pelota en los pies".

fcbayern.de: ¿Por qué es más importante una concentración que unos entrenamientos normales en casa?
Lahm: "Por ejemplo porque en enero las condiciones son mejores en cualquier otro lugar que en Múnich. Además, así se trabaja más concentrado. No hay distracciones. Se descansa entre dos sesiones, tampoco se va directamente a casa tras el entrenamiento, se descansa un poco. Tenemos mucho tiempo para nosotros y para nuestro cuerpo".

fcbayern.de: Entre tanto tienes ya 32 años. ¿Notas alguna diferencia a cuando tenías 20?
Lahm: "Lógicamente ahora viajo con otras sensaciones a una concentración de una semana. Ahora tengo familia y siempre me apena dejarlos en casa. De joven no tenía esta manera de ver las cosas que ahora sí tengo cuando viajo concentrado".

fcbayern.de: Hasta hace pocos días habéis tenido vacaciones. ¿Has hecho algo de deporte en tu tiempo libre?
Lahm: "Los primeros días no, ya que quería desconectar la cabeza un poco del fútbol. Luego empecé a correr y a moverme algo para estar listo para la preparación de la segunda vuelta".

fcbayern.de: En la primera vuelta habéis hecho un fútbol dominante, variable y de éxito. ¿Se puede mejorar?
Lahm: "Todo es mejorable. Para ello estamos trabajando ahora. Además es importante que los lesionados se reincorporen y que la plantilla vuelva a estar al 100%. En la primera vuelta hemos sentado las bases para realizar una buena temporada. Pero se debe valorar la temporada entera. Al final lo importante son los títulos".

fcbayern.de: Además de los entrenamientos y otras obligaciones también hay tiempo libre en las concentraciones. ¿Cómo lo aprovechas?
Lahm: "Me he traído un par de libros. También veo películas. A veces quedamos donde los fisios. Ese es el punto de reunión. Siempre hay mucha gente, se puede charlar y te tratan allí. ¿Qué puede haber mejor que eso?".

fcbayern.de: ¿También sacáis las cartas de Schafkopf en la concentración?
Lahm: "Por desgracia ya no. Tuvimos que lidiar con algunas salidas en los últimos años y ahora nos falta uno. Solo somos Thomas (Müller), Manu (Neuer) y yo. Es una pena".

fcbayern.de: Después del entrenamiento se te suele ver con otros jugadores disparando al larguero. Es algo que hace piña. ¿Lo veremos en el programa de entrenamiento?
Lahm: "Estoy seguro de que estará presente en alguna que otra sesión. Es divertido, nos lo pasamos bien. Lo importante es ir sumando puntos para al final no tener que estar entre los palos de espaldas para que los demás te disparen en el culo (ríe). Pero hasta la fecha no puedo quejarme".