presentada por
Menú
Grandes metas

Müller quiere “pelear en lo más alto” en la segunda vuelta

La mañana del lunes en Doha fue algo más tranquila de lo habitual para Thomas Müller. Tras las dos intensas sesiones de ayer domingo, el atacante completó unos ejercicios de recuperación en el 6° día de concentración invernal. “Estamos siempre en consenso con los preparadores físicos y fisios. Si tiene más sentido hacer una pausa, a menudo es mejor. Creo que entrenaré por la tarde de nuevo”, aseguró Müller.

Menos tranquila fue la visita al gimnasio de la Aspire Academy. Cientos de seguidores aclamaron al canterano muniqués. Müller no dudó en posar con ellos y firmar todos los autógrafos que le solicitaron.

Mejor estadística de su carrera

“La fama aquí se debe también al mundial”, reconoció Müller. “Cuando te proclamas campeón del mundo también tienes otro valor en el extranjero, te ven de otra forma. Lo noto desde 2014”. Aunque al canterano no le supone mayor problema: “Lo llevo bastante bien”.

Pero no solo ante la afición, también para el Bayern es Müller un valor al alza en los últimos meses. La pasada primera vuelta ha sido la mejor de su carrera en muchos aspectos. Sus 21 goles igualaron ya su registro de toda la pasada campaña. “Naturalmente no estoy descontento con mi rendimiento y mis goles, pero básicamente se corresponde con el ambiente y el éxito del equipo”.

“Thomas es Thomas”

La marcha de Bastian Schweinsteiger al Manchester United el pasado verano ha centrado aún “más los focos” sobre Müller. “Claro que intento al menos rellenar el hueco dejado por Basti”. Mayor responsabilidad dentro y fuera del campo, algo que Müller logra sin problemas con su característico buen humor y naturalidad.

“No he cambiado, creo, debo sentirme bien conmigo mismo y no actuar”, explicó Müller. Algo que Robben, compañero de Müller desde su llegada al primer equipo en 2009, sabe bien: “Thomas es Thomas. Sigue siendo el mismo, esa es precisamente su fuerza”.

Ampliación de contrato y grandes metas

Müller amplió su contrato con el club bávaro hasta 2021 poco antes de Navidades. “Fue una señal del club y mía, estamos comprometidos y nos sentimos cómodas ambas partes”. Además supone “un pequeño mensaje, el Bayern no es un club del que uno quiera irse. El Bayern es más que una empresa, el ambiente, la infraestructura, la historia y su filosofía de juego en los últimos años suponen una motivación que no todos los clubes o ciudades pueden ofrecer”.

La segunda vuelta se acerca y Müller tiene “grandes metas” con el Bayern, el canterano espera “pelear en lo más alto”. “Queremos completar una buena segunda vuelta y aspirar a todos los títulos de nuevo. Ya veremos al final que nos queda, esperemos que todo, claro”. Y para ello Müller quiere continuar aportando su mayor potencial: “Quiero ayudar al equipo y para ello los goles no vienen nada mal”.