presentada por
Menú
8 puntos de ventaja aún

Al Bayern le faltó en Leverkusen 'el último toque'

¿Un punto ganado? ¿O quizás dos perdidos? No se puedieron contestar del todo estas preguntas tras el 0-0 en el partidazo contra el cuarto de la tabla, el Bayer Leverkusen. "Podríamos haber conseguido mucho con una victoria", dijo Holger Badstuber, "pero no lo hemos conseguido, por lo que no estamos muy contentos". Sus compañeros de equipo tampoco estaban satisfechos con la cantidad de ocasiones que no aprovecharon en la segunda mitad. "Podríamos haber marcado algún que otro gol, tendríamos que haber marcado, deberíamos haber marcado. Lástima que no sacáramos más provecho de ello", dijo Thomas Müller.

Fue un 0-0 muy interesante el que vieron los seguidores el sábado por la noche en el BayArena, con dos tiempos completamente diferentes. Antes del descanso dominó la táctica, en la segunda parte ambos equipos cambiaron su juego: "En la primera parte no hemos conseguido hacer nuestro juego, sino que nos hemos adaptado a su forma de juego. Jugamos demasiadas veces balones largos", analizó Müller.

Pero en la segunda parte, el equipo de Leverkusen se comenzó a cansar y el Bayern comenzó a tener más espacio. Sobre todo a través de las bandas, los muniqueses crearon peligro. Pero faltó "el último toque", se dio cuenta Müller. Manuel Neuer, que volvió a terminar junto a su defensa, Holger Badstuber y el nuevamente excelente Joshua Kimmich, sin encajar un gol vieron que el equipo cada vez conseguía crear más ocasiones por la banda. Pero por desgracia no conseguimos marcar".

Alonso vio dos amarillas

Poco antes del final (84') Xabi Alonso tuvo que abandonar el campo, tras ver la segunda cartulina amarilla (primera vez en la Bundesliga). Una decisión dura por parte del árbitro, Knut Kirchner, también porque el español no había cometido más faltas. Pep Guardiola tuvo una opinión clara: "La primera falta es amarilla, las segunda no". Pero incluso sin Alonso, la defensa del Bayern no dejó ocasión alguna al Leverkusen y el Bayern estuvo más cerca del gol de la victoria que el rival. "En la segunda mitad hemos jugado mucho mejor", dijo David Alaba.

La ventaja sobre el segundo de la tabla sigue por lo tanto siendo, tras la jornada 20, de ocho puntos, ya que el Dortmund no pasó tampoco de un 0-0 en Berlín. Antes de que el Bayern tenga que enfrentarse el domingo contra el Augsburgo en la Bundesliga, tendrá que jugar contra el Bochum el miércoles en la copa alemana. "Sabemos, que será un partido difícil", dijo Badstuber, "el Bochum no tiene nada que perder, juegan en casa y viene el Bayern".