presentada por
Menú
Contra la ampliación de selecciones

Asamblea general de la ECA en París

Ayer martes, 9 de febrero de 2016, tuvo lugar la decimosexta asamblea general de la Asociación Europea de Clubes (ECA por sus siglas en inglés), presidida por Karl-Heinz Rummenigge, su presidente. El director general del FC Bayern se mostró firmemente contrario a que la cifra de participantes en el Mundial de Fútbol aumente en el futuro a 40 selecciones. El “saludable equilibrio” entre las selecciones nacionales y los clubes “no se debe poner en peligro”, subrayó el presidente de la ECA. Umberto Gandini, primer vicepresidente, fue tajante al respecto: “No nos gusta esa idea”. La ECA es la principal encargada de organizar y financiar la celebración de los distintos Mundiales y se opone a que aumente su aportación.

El Comité de Reforma de la FIFA propuso la iniciativa de ampliar el número de equipos que participan cada cuatro años para el Mundial de Fútbol de 2026. Gianni Infantino, que cuenta con el apoyo expreso de la ECA en su candidatura a la presidencia de la FIFA, es contrario a esta iniciativa. “No tenemos voz y voto [en la elección presidencial de la FIFA], pero por el bien del fútbol apoyamos a Gianni Infantino”, declaró Rummenigge.

Rummenigge y la ECA reclaman para los equipos más poder de decisión en aquellos temas en los que estén involucrados los jugadores. “Lo que es el fútbol en sí tiene que volver a estar en primera línea”, defendió Rummenigge en la rueda de prensa de la ECA.

Acuerdo por las indemnizaciones

Los miembros de la asamblea general abordaron también el futuro de la Liga de Campeones y la Europa League. “Creo que la ECA y la UEFA están interesadas en dar un paso adelante en ambas competiciones. No avanzar supone retroceder. Siempre hemos trabajado juntos para llevar a cabo mejoras. Es importante que encontremos una solución positiva para todas las partes”, expresó Rummenigge.

Entre otras decisiones, la ECA y la UEFA cerraron un acuerdo respecto a las indemnizaciones que recibirá cada club por ceder a sus jugadores para la Eurocopa de 2016. Los equipos de la Bundesliga recibirán aproximadamente 100 millones de euros, cobrando un importe diario por jugador. Se hará el cálculo desde 14 días antes de que comience el torneo hasta el día después de que termine su participación. Es decir, si se hace un ejercicio de fútbol-ficción, aquellos equipos que aporten un jugador a la Federación Alemana de Fútbol (DFB en sus siglas en alemán) recibirán por cada internacional que llegue a la final de la Eurocopa con la Mannschaft un total de cerca de 250.000 euros por cada jugador. La cantidad exacta se determinará cuando finalice el torneo, ya que los clubes de las principales ligas -como la Bundesliga- recibirán un importe sensiblemente superior al de los equipos en ligas menos potentes, como por ejemplo Islandia o Eslovaquia.