presentada por
Menú
"Un partido increíble"

El Bayern positivo para el partido de vuelta

Los jugadores del Bayern fueron recibidos con aplausos, cuando entraron el la Sala delle Feste, la sala de fiestas del hotel en el que se alojaban en Turin. Los seguidores y los patrocinadores del Bayern les dieron una gran bienvenida en el hotel, tras haber terminado el partido de octavos de final una hora y media antes, en el que el resultado entre el campeón alemán y el campeón italiano fue un 2-2 (0-1).

"Creo que hoy hemos visto un gran partido", dijo Karl-Heinz Rummenigge en su discurso y hablód de "uno de los mejores partidos de octavos de final que jamás ha visto". El empate es "un resultado muy bueno, que nos deja la puerta hacia los cuartos de final muy abierta", opinó Rummenigge y se mostró "optimista, de que el equipo va a pasar a la siguiente ronda en tres semanas".

60 minutos perfectos

Durante una hora, el Bayern dominó al líder italiano en el estadio abarrotado con 41.332 espectadores e iba por delante en el marcador, gracias a los goles de Thomas Müller (43') y Arjen Robben (55'). "En los primeros 60 minutos todo ha funcionado de maravilla", explicó el capitán Philipp Lahm tras su partido número 100 en la Liga de Campeones. Sobre todo en el primer tiempo, el "plan funcionó", dijo Lahm. La Juventus no pudo casi salir de su campo.

Pero entonces el partido dio un giro y el Bayern perdió el control, Paulo Dybala (63') y Stefano Sturaro (76') devolvieron a la Juve al partido. "Podemos trabajar con los primeros 60 minutos, fue un partido muy muy bueno por nuestra parte. Por desgracia después les invitamos a marcarnos", analizó Lahm. "Cuando vas ganado 0-2, quieres más. Pero son dos buenos equipos los que se enfrentan", dijo Lahm y habló finalmente de un "buen resultado" para el Bayern.

Favoritos en el partido de vuelta

"En la segunda parte no hemos conseguido dominar tanto", dijo el autor del primer gol, Thomas Müller, enfadado por no haber podido decidir la eliminatoria en el partido de ida. "Fue un partido muy bueno con un resultado no tan bueno", añadió Müller. Es un resultado bueno para el partido de vuelta, pero a pesar de ello se queda un sabor amargo. Uno no se va satisfecho al cien por cien a la cama".

Rummenigge mencionó lo positivo y se mostró satisfecho con el empate ante la Vechia segniora. "Creo que no deberíamos cometer el fallo de estar descontentos con el resultado, aunque fueramos ganando 0-2". El entrenador, Pep Guardiola, habló incluso de "uno de los mejores partidos como entrenador" y dijo que su equipo había hecho "un partido increíble" contra "el mejor equipo en Italia. Estoy satisfecho con el trabajo de mi equipo".

En el partido de vuelta el 16 de marzo en el Allianz Arena, al Bayern le valdría un 0-0 o un 1-1 para pasar a la siguiente fase. "Después del 2-2 fuera de casa vamos a ser el favorito", dijo Lahm. "Estamos en muy buena posición y sabemos lo bien que podemos jugar en casa. Por eso, somo positivos para el partido de vuelta". Y Robben, antes de volver a Múnich, ya tenía el plan preparado para el partido de vuelta: "Tenemos que jugar como en los primeros 60 minutos, pero esta vez 30 minutos más".