presentada por
Menú
Pep elogia a Kimmich

"Me encanta este chico. Lo tiene todo"

A otros podría inspirar miedo. Pep Guardiola tenía los ojos abiertos como platos. Gesticulaba profusamente con ambos brazos. Frente a frente con Joshua Kimmich, en el mismo césped del Borussia Dortmund. Dirigiéndose al joven defensa de 21 años con un elevado tono de voz. Lo que podría parecer a algunos una bronca, se trataba en realidad de una charla postpartido muy particular. “Nada más terminar el partido las emociones afloran”, explicó Kimmich acerca del arrebato pedagógico de su entrenador, quien nada más sonar el pitido final se dirigió directamente hacia Joshua para aclarar ciertos puntos con él. Kimmich le escuchó atento, asintiendo. Y Guardiola terminó abrazando a su ‘cachorro’.

“Le he dicho que quizá es uno de los mejores defensas centrales del mundo”, contó Pep. “Me encanta este chico”. De nuevo el joven defensa completó un gran partido, esta vez ante el Borussia Dortmund (0-0); ha jugado en seis ocasiones más en el centro de la defensa, y en cuatro ocasiones terminó el partido sin encajar un gol el Bayern. “Joshua Kimmich ha hecho un gran partido. (...) ¡Le doy la enhorabuena por todo lo alto!”.

Un 64 por ciento de balones divididos ganados, tocó la pelota en 123 ocasiones, 94,7% de precisión en el pase. Estas son las excelentes cifras de Kimmich en el duelo ante el Dortmund. “Con él tenemos un defensa y un creador de juego muy bueno”, elogió Guardiola, destacando su concentración, juego aéreo y “personalidad con la pelota. Me gusta trabajar con jugadores que quieren aprender. Tiene voluntad y pasión. Lo tiene todo”.

"Ha sido divertido"

Kimmich nos habló de su particular charla –cabeza con cabeza- con Guardiola al terminar el partido de ayer. “[Estuvo] genial. A un entrenador le hace bueno no conformarse nunca y siempre intentar mejorar. Siempre quiere sacar el máximo de cada uno. Tras el partido me dijo un par de cosas que tenía que haber hecho mejor”. En concreto, acerca de la posición de Kimmich tras el cambio obligado de Xabi Alonso en los últimos compases de partido: “Jugué un pelín demasiado arriba”.

Aunque haya cosas que mejorar, Joshua ha ejercido perfectamente su papel tras las lesiones de Jérôme Boateng, Holger Badstuber y Javi Martínez. “Creo que lo hacemos muy bien en defensa”, opinó Kimmich. La temporada pasada jugaba en segunda división, pero ayer ante 81.000 no se arredró ni un ápice: “Es lo máximo poder jugar aquí. Primero contra segundo”. Y que nadie lo dude, “ha sido divertido”.