presentada por
Menú
“¡Somos un grupo!”

Ribéry alaba el espíritu de equipo

Por primera vez en los últimos meses se lo ve a Franck Ribéry muy contento y distendido. Mucho tiene que el francés haya podido finalmente superar la lesión que lo mantuvo 11 meses alejado de las canchas. Y así se mostró Ribéry este jueves con la prensa, dedicándole un tiempo considerable a responder preguntas y hablar acerca de la recta final de la temporada, en la cual el jugador quiere jugar un papel preponderante.

“Soy feliz nuevamente", dijo un radiante Ribéry en conferencia de prensa, “muchos pensaron que yo no volvía, pero yo siempre he sido un luchador a lo largo de mi vida”. Su frase emblema durante su rehabilitación fue: “Cabeza en alto y foco en el regreso”. Y así lo logró: desde su vuelta en febrero ante el Darmstadt (3-1) ha podido disputar unos cuantos encuentros. “He podido jugar una serie de partidos que me ayudaron a recuperar el ritmo y ahora ya me siento nuevamente importante para el equipo”.  

Para el Bayern de Múnich es una excelente noticia poder contar con Ribéry de cara a la parte final de la temporada. Este sábado a las 15:30 CEST ante el Eintracht Frankfurt inicia una importante semana inglesa de competición para el histórico club alemán. La fecha FIFA de la semana pasada le cayó como anillo al dedo al volante de 32 años, quién afirmó “cada jugador tiene la posibilidad de seguir mejorando en cada partido”. A su vez, se refirió a lo que se le viene al Bayern de Múnich: “Este es un momento decisivo para nosotros”.  

“No podemos cometer errores”

El hecho de tener muy buenos jugadores por las bandas como Kingsley Coman y Douglas Costa en la presente temporada, le ha caído bien a Ribéry. ¿Competencia? ¡No hay problema! “Si jugás para un equipo grande, precisás a todos los jugadores. ¡Somos un grupo! Cada uno aporta su granito de arena”. El francés recordó también la exitosa campaña del año 2013: “¡Esa temporada no logramos la triple corona gracias a Robben o Ribéry, si no que fue un trabajo de todo el equipo!”.   

Espíritu y unidad como equipo van a ser necesarias para el Bayern de Múnich ante el Eintracht Frankfurt. “Cada partido es importante”, afirma Ribéry, “aún no somos campeones, Dortmund está cerca y es un equipo fuerte. Por lo tanto, no podemos cometer errores”. Una victoria ante el conjunto que ocupa la penúltima posición en la tabla, representaría superar una importante piedra en el camino. Así lo comenta Ribéry: “Tenemos que salir a ganar para ganar confianza para el partido del martes próximo”. Ese día el Bayern se enfrentará al Benfica en el Allianz Arena por los cuartos de final de la Champions League.