presentada por
Menú
Rueda de prensa previa al Werder

Robben: "He vuelto a mi nivel"

Arjen Robben jugó 11 partidos en la primera vuelta, de los cuales solo en dos disputó los 90 minutos al completo. Sus músculos volvieron a fallarle, pero el holandés prefirió no seguir hablando de ello en la charla con los medios en la Säbener Straße a solo dos días del próximo partido de Bundesliga en casa ante el Werder Bremen. Prefiere hablar del presente, según su lema: "Vuelvo a sentirme fuerte y he vuelto a mi nivel“, dijo sin tapujos el jugador de 32 años.

Robben ha participado en cada uno de los diez partidos de Bundesliga de la segunda vuelta. Vuelve a estar como en los viejos tiempos. "Sé que puedo si el cuerpo me responde“, expresó seguro de sí mismo. "Tengo la esperanza de que todo siga así. El lema es seguir estando en forma. Tengo buenas sensaciones". Suena muy bien de cara a estas semanas tan decisivas. fcbayern.de te resume lo más importante de su charla con el holandés.

¿Reservarte ante el Werder? „No, no quiero, quiero jugar, siempre quiero jugar (ríe). Es importante seguir estando en forma. Esta semana aún no hemos jugado, pero aunque quiera hacerme ilusiones, al final es el técnico el que decide“.

¿Será fácil el Werder? "No se puede decir que estemos pensando en la Juventus y que al Werder se le gana con los ojos cerrados. La cosa no funciona así. Solo nos quedan finales por jugar, también en la Bundesliga. Sigo viendo al Dortmund muy, muy fuerte“.

¿Pero con ganas de jugar ante la Juve? "Por estos partidos vives, por ellos lo das todo. Adoro estos partidos. Debes demostrar que te has ganado estar ahí“.

¿Sus contras serán un problema? "Si atacamos también debemos pensar qué pasa si perdemos el balón. Nos ocupamos de ese tema y hablamos mucho de ello. Cada vez lo haremos mejor, pero no puedes controlar las contras de un euqipo durante los 90 minutos“.

¿Mejor de extremo o por el medio? "También disfruto por el medio. Siempre que se aprendan cosas nuevas es bueno para un jugador. Puede que suene un poco raro hablar de evolución con 32 años (sonríe)“.