presentada por
Menú
¡Berlín, Berlín!

“La final realmente es algo especial”

“¡Berlín, Berlín, nos vamos a Berlín!” Se hizo esperar, no fue hasta el minuto 74 en el que los aficionados del Bayern pudieron festejar este clásico. En un duelo muy reñido ante el Bremen, al final fue Thomas Müller quien metió el segundo para poner rumbo hacia la capital: Es la cuarta vez en las últimas cinco temporadas, en total 21 veces, el número de finales coperas que ha disputado el Bayern ya.

Tras el pitido final los aliviados muniqueses se abrazaron todos. “Fue un trabajo muy duro el que realizamos hoy. El Bremen no se rindió”, explicó Karl-Heinz Rummenigge. El capitán Philipp Lahm habló de un “hueso duro”. Y Müller estaba simplemente contento: “La final realmente es algo especial. Estamos contentos de poder vivir ese bonito acontecimiento de nuevo. También para nuestros empleados y aficionados es siempre una cosa muy bonita. Pero seguro que tuvimos mejores partidos que hoy“, comentó el jugador bávaro.

En efecto, al equipo de Pep le costó bastante en la primera mitad ante un Bremen con mucho coraje. “El Werder ha jugado muy comprometido. Pero nuestro porcentaje de fallos fue demasiado alto. De este modo les dejamos hacer su juego demasiadas veces”, analizó Müller con autocrítica. Lahm dijo: “Si jugamos más el balón, si nos movemos mejor, entonces el rival no entra en el juego. Eso, obviamente, hay que trabajarlo más. Sabemos jugar mejor y jugaremos mejor”, subrayó el ‘capi’.

Decisivo Müller

Ante el porcentaje de posesión de la pelota del 70%, un balance de goles de 13 a favor y 8 en contra, además de un balance de 12 centros al área a favor y 4 en contra, la victoria del Bayern fue merecida. Y eso contando que en el segundo gol el colegiado falló en su decisión, porque el gol fue irregular. Esto lo confirmaron incluso los propios jugadores del Bayern viendo la repitición: “El penalti no fue penalti”, reconoció Guardiola. También habló Rummenigge: “Ese penalti no hay que darlo, de eso no hace falta discutir más porque está claro”. Y lo que dijo Müller sobre la entrada de Janek Starnberg a Arturo Vidal: “Estuvo cerca de hacer falta, pero no fue.”

Correcto o no, Müller aprovechó el penalti para marcar el 2-0 (71’). En la primera parte ya metió el primero de cabeza (30’) depués de un córner. “Él simplemente sabe lo que tiene que hacer en el área. Tiene un increíble olfato goleador”, elogió Lahm al mejor jugador del encuentro, quien destacó: “Hicimos lo que a mí personalmente me importa más que nada, pasar de ronda”.

También Rummenigge se fue a casa contento: “En este tipo de partidos el resultado tiene más importancia que la calidad del juego. El fondo sur dio en el clavo: ¡Berlín, Berlín, nos vamos a Berlín! Esto es lo que importa”.