presentada por
Menú
“Al alcance de la mano”

Con paso seguro hacia la revalidación del título de liga

El FC Bayern tiene al “alcance de la mano” uno de los objetivos de la temporada: lograr su cuarto título de liga consecutivo y revalidar su condición de defensor del título. Con seguridad y comocidad se impuso en casa al FC Schalke 04 (3-0), pudiendo proclamarse campeón de liga –en el mejor de los casos- la próxima semana ante el Hertha en Berlín. Mario Götze expresó perfectamente el sentir de todo el plantel: “Hemos dado un paso de gigante hacia el título de liga”.

El propio Pep Guardiola no pierde de vista su tercera liga (en tres años) como entrenador del FC Bayern: “Nos quedan dos victorias para ser campeones”, calculó el técnico catalán. “El título está al alcance de la mano, pero sabemos que en el fútbol puede pasar cualquier cosa. No nos regalan nada“, añadió Manuel Neuer, quien advirtió del peligro de confiarse antes de tiempo.

La prueba de que la carrera para alzarse con el título no ha sido un camino de rosa se pudo apreciar claramente en la primera parte del partido ante el Schalke, con un rival muy disciplinado y agresivo que llegó hasta el descanso sin encajar goles, con un compacto 5-4-1 como dibujo táctico. “Ahí nos faltó velocidad y poder cambiar el ritmo”, lamentó Neuer, quien sumó su victoria 200 en Bundesliga ante su antiguo equipo.

Dosis de autocrítica

“Todos sabíamos en el descanso que nuestro juego no era demasiado bueno”, reveló Philipp Lahm. Tres días después de la exigente y complicada cita ante el Benfica en Lisboa, el equipo de Pep “jugó demasiado lento. Por suerte pudimos reaccionar en el segundo tiempo”, se congratuló el capitán bávaro. Un doblete del insaciable Robert Lewandowski (54‘ y 65‘) –que aumentó su cuenta goleadora a 27 dianas-, así como un tanto de Arturo Vidal (min. 73), hicieron que el Bayern se llevara su victoria número 25 de la temporada con comodidad. Además, Arturo Vidal mostró de nuevo su mejor versión.

“Que hagamos gol siempre requiere tiempo. En el segundo tiempo concedieron más espacios, por eso tuvimos ocasiones de gol”, analizó Götze. A pesar de la victoria, Guardiola no se mostró del todo satisfecho con el juego de su equipo: Estoy un poco triste por nuestro juego. Hemos jugado al fútbol 35 minutos, nada más”, criticó Pep.

Ahora todos los focos están puestos en el partido de Copa ante el Werder Bremen el próximo martes, y en la eliminatoria a doble partido en semifinales ante el Atlético de Madrid. “Estoy contento con el triunfo. Dimos un paso muy grande en la liga y ahora queremos alcanzar la final de Copa. Espero que este partido sirva de lección para el choque de este martes ante el Bremen”.