presentada por
Menú
“No fue un gran partido”

El Bayern se centra en la Liga de Campeones

El compromiso liguero contra el Eintracht Frankfurt estaba recién terminado y la grada del Allianz Arena empezó a entonar ya los cánticos típicos de las noches europeas en la capital bávara. Tras el 1-0 (1-0) ante el Eintracht, toda la familia muniquesa centró sus miradas en el duelo de cuartos de final de la Liga de Campeones del próximo martes contra el Benfica.

“Hemos sumado 3 puntos, por tanto no hay nada que lamentar”, aclaró el directivo Karl-Heinz Rummenigge finalizado el partido liguero de ayer aunque subrayó: “Esta clarísimo que este nivel cualitativo no bastará el martes”.  Contra el actual líder de la liga lusa, el Bayern necesitará “jugar mucho mejor que hoy para, esperemos, poder estar en semifinales”.

Obra de arte de Ribéry

“No fue un partido perfecto por nuestra parte, pero logramos los 3 puntos. Ahora podemos centrarnos en la Liga de Campeones”, aseguró un Robert Lewandowski que ayer no pudo aumentar su espectacular cifra de 25 dianas. El autor del único tanto de la tarde fue Franck Ribéry. El francés, con un golazo en el minuto 20 de la primera mitad, certificó la decimocuarta victoria muniquesa consecutiva tras una pausa internacional.

“Fue un gol sensacional”, señaló Rummenigge sobre el segundo tanto de la temporada de un Ribéry que ayer completó un partidazo en el Allianz Arena. “No fue un gran partido, creo que se puede decir sin problemas”, resumió Rummenigge antes de recordar: “El problema es siempre el mismo tras los partidos internacionales, nos falta ritmo porque los jugadores han estado con sus respectivas selecciones”.

Preparación complicada

Una opinión compartida por el capitán Philipp Lahm. “Tras un parón internacional suele ser difícil. Es algo normal. Algunos no disputaron ningún partido en dos semanas, otros andan por medio mundo. Solo se dispone de 2 días para preparar el partido”. El técnico Pep Guardiola además añadió en clara referencia al próximo compromiso en la competición reina europea: “En algunas ocasiones es complicado jugar un partido cuando uno está pensando ya en el siguiente”.

Con la victoria de ayer, el Bayern sigue manteniendo su ventaja de 5 puntos sobre el segundo clasificado, el Borussia Dortmund. Desde hoy en el vestuario del Bayern solo se habla ya de un rival: el Benfica, que llegará al Allianz Arena tras haber goleado al SC Braga (5-1). “Creo que será un partido totalmente distinto. Nos prepararemos muy bien. El martes necesitaremos un mejor rendimiento, pero en ese sentido, no me preocupo”, concluyó Philipp Lahm.