presentada por
Menú
Despedida de Guardiola

'El Bayern ha sido una gran experiencia para mí'

Le resultaba casi incómodo atraer tanta atención a una hora tan tardía. Karl-Heinz Rummenigge llamó a Pep Guardiola en el último lugar para subir al escenario de las instalaciones de Telekom y alabó enormemente al saliente entrenador del Bayern, que fue frenéticamente ovacionado por los numerosos asistentes congregados en Berlín.

"Hemos vivido tres años estupendos con Pep. Han sido tres años extraordinarios, es algo que se le puede decir" elogió el presidente a su entrenador, que el sábado logró con su equipo un emocionante doblete ante el Dortmund. Era el séptimo título de Guardiola con el Bayern: tres Bundesligas, dos Copas, el Campeonato FIFA de Clubes y la Supercopa de la UEFA. ¡Que historia de éxitos!

"¿Qué entrenador podría habérselo himaginado?" preguntó Philipp Lahm, que no fue el primero en elevar el trofeo tras ganarlo, como es habitual, sino que cedió el honor a su entrenador. "He pensado que era lo apropiado. El entrenador ha dado lo mejor por el equipo y la entidad. Se ha merecido la Copa." Müller completaba: "Nos ha dado mucho a nivel táctico" y el arquero Manuel Neuer decía: "El Bayern de Múnich no había jugado antes un fútbol así, como el que ha desarrollado con Guardiola."

'Un historia de éxitos sin igual'

Los elogios se sucedieron en torno al triunfo. "Ha sido un gran, gran honor para mí estar con el Bayern de Múnich y en Alemania. Fue una buena decisión venir aquí" dijo el catalán con una amplia sonrisa. Ya sobre el césped se habían derramado lágrimas de alegría, "que deje la ciudad y el club con lágrimas en los ojos me demuestra que ha pasado tres buenos años aquí" dijo Lahm. Müller dijo: "Cuando termina el último partido puede uno volver a ser una persona."

A Rummenigge le impresionó especialmente cómo Guardiola, tras lograr el triplete en 2013, mantuvo a sus nuevos jugadores. "Normalmente caes en un agujero tras un año así y debes luchar para salir de él" expuso el presidente. "Gracias a este hombre no hemos sobrevivido a ese agujero, sino que hemos vivido una historia de éxitos sin igual." Y este año también "decimos adiós a la temporada por la puerta grande" como señalaba Müller henchido de orgullo.

Tras sus tres años en Múnich, Guardiola puede presumir de un excelente balance. Siete de sus 21 títulos los ha logrado con el Bayern de Múnich. De sus 161 partidos oficiales, 124 han terminado en victoria. Ha llegado tres años consecutivos a la semifinal de la Champions League, jugando pues 36 de los 39 partidos posibles. En la Copa DFB han sido 17 de los 18. Con 82 victorias en 102 partidos de Bundesliga ostenta el mejor ratio de victorias de todos los entrenadores de la historia de la competición.

"Voy a echar de menos trabajar con estos jugadores cada día. Estos chicos son extraordinarios" decía Guardiola con algo de tristeza en este estupendo día. "Ha sido una gran experiencia para mí, mi vida en Múnich ha sido genial. También la Bundesliga: los estadios siempre están llenos, los hinchas se respetan entre sí. Todo ha sido muy bueno. Le deseo al Bayern lo mejor en los próximos años." Y el Bayern dijo: ¡Gràcies, Pep!