presentada por
Menú
Entreno en Charlotte

Ancelotti satisfecho: 'Todos dan lo mejor de sí mismos'

"¡Philipp! - "¡Philiiiipp!" - "¡Philiiiiiiiiipp!" Poco después de las 6 de la tarde, hora local, estallaba la locura en la grada del estadio Bank of America en Charlotte. Los hinchas dejaban ver su felicidad. Entonces fue cuando Philipp Lahm se acercó a repartir autógrafos. Un poco antes, la misma grada presenciaba encantada el entrenamiento del Bayern. "¡Holgeeeeer!" - "¡Alabaaa!" - "¡Ribéryyyy!" gritaban los hinchas cada vez que sus estrellas se les acercaban.

Así se dio el entrenamiento del Bayern en Charlotte pocas horas después de su llegada a Carolina Norte. Las altas temperaturas, que rondaban los 35 grados, hacían sudar a los muniqueses. Carlo Ancelotti había preparado para su equipo diferentes tipos de ejercicios, entre otros prolongación del juego, cambios rápidos, juego en espacio reducido y disparos a puerta.

Por el momento se trata de preparar el próximo amistoso tanto en forma física como en organización, aclaró Ancelotti. Ese es el objetivo del segundo amistoso del Audi Summer Tour USA 2016. En el marco de la Copa Internacional de Campeones, el Bayern se medirá el sábado (23:00 CEST) al Inter Milán en Charlotte. "Siempre es bonito jugar contra grandes equipos. Pero es al mismo tiempo preparación de la temporada" opinaba Thiago, "tenemos que mejorar nuestras piernas, nuestro cuerpo."

El equipo vuelve junto

Para Ancelotti, el partido contra el Inter tiene además un bonito factor paralelo: se encontrará con el que fuera su compañero en la selección, el también entrenador Roberto Mancini. "Le respeto mucho y me alegro de encontrarme con él" dijo el míster del Bayern, que espera "un partido interesante ante un fuerte rival. Intentaremos hacer un buen partido, presentarnos como un equipo y ganar."

Hasta ahora, Ancelotti se manifiesta "muy satisfecho" con el compromiso de su equipo en Estados Unidos. "No todos los jugadores están presentes. Pero los que están trabajan con seriedad y dan lo mejor de sí." Además, el de 57 años siente que el equipo está adquiriendo cohesión en América. "Pasamos mucho tiempo juntos. Ayer fuimos a comer junto a un buen restaurante" dijo el italiano, "nos divertimos."