presentada por
Menú
"No queremos perder"

El Rostov muestra respeto ante el coliseo

Al menos en lo que a clima se refiere no pueden sentirse extraños los jugadores del FC Rostov: en Múnich, al igual que en Rostov, a 2.100 Km, hace una atmósfera veraniega. Algo más particular es el ambiente al norte de la ciudad, donde el debutante en Liga de Campeones se medirá esta tarde al FC Bayern (20:45 CEST). "No será fácil jugar ante tantos hinchas" dijo el entrenador del Rostov Ivan Daniliants acerca del estadio. "El Bayern es uno de los mejores equipos del mundo, en todas las categorías."

No obstante, los rusos viajaron con mucha confianza en sí mismos. Daniliants continúa la historia que comenzó el ex entrenador Kurban Berdyev hace un año y medio. En un tiempo récord el anterior míster situó a unos candidatos al descenso en los puestos de espera de la Champions League y logró el pase a la competición derrotando al RSC Anderlecht (2-2, 2-0). Justo antes del partido ante el Ajax de Ámsterda, se retiró Berdyev por sorpresa. Dimitri Kikichenko tomó los mandos como interino y eliminó a los holandeses (1-1, 4-1). Ahora es Daniliants, entrenador desde el pasado viernes, quien debe recoger los frutos.

Neuer muestra respeto

"Son un equipo con mucha experiencia que ha derrotado al Ajax. Eso prueba su valía en lo futbolístico" comentaba Manuel Neuer sobre los rusos. De hecho, cinco importantes jugadores son mayores de 30 años, comenzando por el defensor español de 1,96 metros de altura César Navas (36 años), que ha participado en 54 partidos europeos. La receta de su éxito: "Vamos a cada partido como si fuera el último. Es por eso que estamos donde estamos" dijo Daniliants.

Los muniqueses deberán tener cuidado con Christian Noboa, un centrocampista de Ecuador que con sus tres goles se ha convertido en el máximo anotador de las rondas de clasificación. Los delanteros Dmitri Poloz y Sardar Azmoun marcaron dos goles cada uno. "Cuando vamos a un partido, no queremos perder" dijo Poloz, "hemos venido para recoger nuestros puntos." Una complicada tarea, como dice el punta: "El Bayern no tiene ningún jugador malo, están bien preparados."