presentada por
Menú
"Todo está aún abierto"

El Bayern no hace "un drama" de la derrota

El ambiente estuvo entristecido en el Hotel Villa Magna durante la tradicional cena pospartido en los desplazamientos de Champions-League. El Bayern había perdido 1-0 con el Atlético, encajando así la primera derrota de la temporada.

"Creo que, desafortunadamente, fue una derrota merecida porque el Atlético hizo un poco más que nosotros. Sencillamente buscaron más la victoria“, aseguró el directivo Karl-Heinz Rummenigge durante su discurso. "Tuvimos otras épocas en las que veníamos con encantados a Madrid, en estos momentos no es el caso“. Y es que el cuadro muniqués perdió también 1-0 en el mismo estadio hace cinco meses. Dos años atrás cayó ante el Real Madrid.

Rummenigge también recordó que "no tiene sentido hacer un drama de esto". El Bayern es actualmente segundo del Grupo D con 3 puntos. "Todo está abierto aún en la Champions League, también la primera plaza, eso no debemos olvidarlo. Tenemos ahora cuatro partidos por delante con todo para poder pasar como primeros de grupo“.

Ancelotti descontento

En la misma línea se mostró el técnico Carlo Ancelotti, quien seguro se imaginó su regreso a la capital española de otra forma. "Hoy no tuvimos un buen rendimiento. Los primeros 20 minutos estuvieron bien, luego perdimos un poco el control“. Yannick Carrasco (35´) certificó con su tanto la primera derrota del entrenador italiano ante el Atlético en Champions-League.

"Perder es siempre triste, no queríamos perder. Ahora debemos analizar el partido y ver que no hicimos bien“, indicó el italiano en la sala de prensa de un Vicente Calderón ayer repleto por 48.242 espectadores. "Perdimos balones importantes y muchos balones divididos. Nos faltó algo de velocidad. En líneas generales no dispusimos de muchas ocasiones“, reconoció el italiano.

"No tuvimos nuestro mejor día"

Y aquellas que generó el Bayern "deberíamos haberlas aprovechado con frialdad para poder sacar algo de aquí", resumió Thomas Müller. "Seguramente no tuvimos nuestro mejor día. El Atlético tuvo un poco de superioridad en lo que a ocasiones de gol se refiere“. Fernando Torres y Antoine Griezmann, de penalti, se toparon con la madera, por ejemplo. Müller, Franck Ribéry y Robert Lewandowski protagonizaron los acercamientos muniqueses de mayor peligro.

Al final una derrota. Un resultado probablemente justo que no debe alterar el camino del Bayern hacia los octavos. "Las derrotas vienen a veces bien, se aprende de ellas. Ahora lo importante es reaccionar el sábado ante el Colonia y seguir manteniendo el liderato en la Bundesliga", concluyó Rummenigge. Esa es la hoja de ruta del Bayern antes de la pausa internacional.