presentada por
Menú
Stuttgart 0:2 Bayern

Ribéry guía al Bayern a la final

Al igual que el año pasado, el Bayern de Múnich alcanzó la final de la Copa de la Liga. El miércoles por la noche, los pupilos de Ottmar Hitzfeld le ganaron 2:0 al actual campeón alemán VfB Stuttgart y tratarán de festejar el primer título de la temporada el próximo sábado en Leipzig. Ahí se verán las caras con el FC Schalke 04 que derrotó 4:2 al 1. FC Nuernberg.

Ante la presencia de 45.500 espectadores en el estadio Gottlieb-Daimler de Stuttgart, el Bayern realizó una sólida actuación y Franck Ribéry fue el principal protagonista. Apenas se habían jugado ocho minutos cuando el mediocampista francés marcó el 1:0 para el conjunto bávaro. El 2:0 fue obra del joven delantero Sandro Wagner, quien marcó tras una gran jugada de Ribéry. Tras los triunfos sobre el Bremen (4:1) y el Stuttgart, el Bayern tiene ahora la posibilidad de derrotar al tercer club que finalizó la temporada pasada por delante de ellos.

Una gripe dejó sin jugar a Klose

Ottmar Hitzfeld realizó tres cambios en el once titular que derrotó al Bremen. Miroslav Klose no pudo jugar producto de una gripe y en su lugar ingresó Wagner. Daniel van Buyten reemplazó a Martín Demichelis en la defensa y Michael Rensing ocupó el lugar de Oliver Kahn en la portería.

Por su parte, el técnico del Stuttgart Armin Veh no pudo contar con la presencia de diez jugadores titulares. Entre ellos el jugador internacional alemán Mario Gomez, los dos mexicanos Osorio y Pardo, y el recién contratado Ciprian Marica. El jugador rumano fue fichado hoy por el Stuttgart. "Este partido en realidad ha llegado muy temprano para nosotros", dijo Veh.

Ribéry sorprende a Schaefer

Por lo menos en los primeros minutos del encuentro eso no se notó. El Stuttgart empezó atacando, mientras el Bayern intentaba organizarse dentro de la cancha. Sin embargo, el primer ataque del equipo visitante fue letal. Tras una excelente jugada colectiva, Franck Ribéry remató desde 22 metros y batió la portería de Raphael Schaefer. Fue un verdadero golazo del francés que significó la ventaja de 1:0 para el Bayern.

Tras el gol, el conjunto bávaro se adueñó del balón en el mediocampo y empezó a generar muchas jugadas de peligro. El Stuttgart no lograba contrarrestar los ataques bávaros. Dos veces Schaefer tuvo que estirarse al máximo para evitar que Hamit Altintop (17., 25.) marcara el segundo gol para el Bayern. Incluso en el segundo remate del jugador internacional turco, el portero local desvió el balón y éste pegó caprichosamente en el palo de la portería.

Primer tiempo tranquilo para Rensing

El segundo gol podría haber llegado en el minuto 29. Un medido centro de Marcell Jansen no pudo ser conectado correctamente por Wagner y el balón llegó sin problemas a las manos de Schaefer. Esa fue la última ocasión de gol antes del descanso. Rensing no tuvo trabajo en los primeros 45 minutos del encuentro.

El segundo tiempo empezó igual que el primero. El Stuttgart atacando y con una buena ocasión para empatar el partido en el minuto 50. Cacau le pegó desde 20 metros y obligó a Rensing a volar para tapar el disparo. Pero después de esa llegada, el Bayern recuperó el dominio del balón y volvió a manejar el ritmo del partido.

Wagner marcó su gol

Primero fue Schweinsteiger (52.) quien desperdició la oportunidad para sentenciar el encuentro al desviar un tiro tras pase de Jansen. Sin embargo, 13 minutos más tarde el conjunto bávaro volvió a festejar. Wagner finiquitó una notable jugada colectiva entre Ribéry y Jansen. El delantero de 19 años anotó el 2:0 con un tiro desde ocho metros que fue imparable para Schaefer.

En la fase final del partido el Bayern hizo circular el balón y no le dejó opción alguna al Stuttgart para acercarse a la portería de Rensing. Incluso Wagner pudo haber marcado el 3:0, pero su globito pegó en el travesaño. Un remate de Ottl (85.) también se fue desviado por poco. Al final los jugadores bávaros celebraron un merecido triunfo de 2:0 sobre el actual campeón de la Bundesliga.

VfB Stuttgart - Bayern  Múnich 0:2 (0:1)
 
VfB Stuttgart: Schaefer - Beck (61. Ewerthon), Fernando Meira, Gledson, Boka - Hilbert, Khedira, Meißner (55. Hitzlsperger), Da Silva (89. Mandjeck), Farnerud - Cacau
 
Bayern Múnich: Rensing - Lahm, Van Buyten, Lucio, Jansen - Van Bommel (63. Ottl), Zé Roberto - Altintop, Schweinsteiger, Ribéry - Wagner (82. Lell)
 
Banquillo: Dreher, Ottl, Lell, Demichelis, Santa Cruz, Klose
 
Árbitro: Rafati (Hanóver)
 
Público: 45.500
 
Goles: 0:1 Ribéry (8.), 0:2 Wagner (66.)
 
Tarjetas amarillas: Meira / Van Bommel