presentada por
Menú
Werder Bremen 0:4 Bayern Múnich

Notable victoria del Bayern en Bremen

Dos partidos, siete goles, seis puntos. El Bayern de Múnich ha logrado un inicio de temporada perfecto. Una semana después del triunfo 3:0 contra el Hansa Rostock, el conjunto bávaro volvió a ganar con una brillante actuación fuera de casa. Los pupilos de Ottmar Hitzfeld golearon 4:0 al Werder Bremen y mantuvieron el liderato de la Bundesliga.

Ante la presencia de 42.100 espectadores en el Weserstadion de Bremen, el Bayern realizó una sólida presentación. En el minuto 31, Franck Ribéry abrió la cuenta tras convertir en gol un lanzamiento penal. En el segundo tiempo Luca Toni (51.), Hamit Altintop (79.) y Andreas Ottl (87.) alargaron la diferencia en el marcador a favor del Bayern. El conjunto bávaro fue desde el primer minuto de juego el mejor equipo y ganó merecidamente en Bremen.

Lell reemplazó a Jansen

En comparación al once titular que venció al Rostock la semana pasada, Hitzfeld sólo modificó una posición. En lugar del lesionado Marcell Jansen ingresó Christian Lell. El joven defensa alemán se ubicó como lateral derecho y Philipp Lahm lo hizo como lateral izquierdo. En la defensa central apareció una vez más desde el primer minuto el argentino Martín Demichelis. Por su parte, José Ernesto Sosa estuvo sólo en el banquillo de suplentes.

Tras una agitada fase inicial del partido con muchas faltas cometidas por ambos equipos, el Bayern se fue al ataque con todo igual que la semana pasada contra el Rostock. El juego rápido del Bayern complicó más de una vez al conjunto local y así fue como a los 2 minutos, el defensa brasileño Naldo se ganó la primera tarjeta amarilla del partido por una dura falta contra Miroslav Klose que perfectamente podría haber sido roja.

Poco ritmo de juego al comienzo

Un par de minutos después, el conjunto bávaro tuvo la primera ocasión de gol del encuentro. Tras un potente remate de Ribéry (5.), el portero local Tim Wiese se tuvo que estirar para desviar el balón al córner. Cinco minutos más tarde apareció por primera vez el Bremen. El delantero Sanogo (10.) ingresó destapado por el costado izquierdo del área, pero no fue capaz de batir la resistencia de Oliver Kahn.

A pesar de que el conjunto local tuvo más tiempo el balón en el primer cuarto de hora del partido, no supo crearse verdaderas ocasiones de gol. Con el pasar del tiempo, el Bayern fue mejorando y se adueñó del esférico en el mediocampo.

Ribéry de penal, Toni no perdona

Poco a poco, el conjunto bávaro empezó a generar situaciones de peligro en el área del Bremen, pero sin poder finiquitarlas adecuadamente. Hasta que llegó el minuto 31. Tras un excelente pase de Ribéry, el defensa local Pasanen derribó en el área a Luca Toni y el árbitro no dudó en cobrar el penal. Ribéry tomó el balón y convirtió de gran manera desde los doce pasos. El Bremen sintió el golpe y no fue capaz de responder dentro de la cancha. Así ambos equipos se fueron al descanso con el marcador 1:0 a favor de la visita.

En el segundo tiempo, el turco Hamit Altintop reemplazó a Klose, quien se tuvo que quedar lesionado en el vestuario producto del golpe en la rodilla que le propinó Naldo al comienzo del partido. A pesar de la baja del goleador alemán, el Bayern no podría haber empezado de mejor forma el segundo lapso del encuentro. Tras un rápido contragolpe, Altintop cedió el balón a Toni y el delantero italiano no perdonó en el área rival. Se jugaba el minuto 51 cuando el número nueve del Bayern finiquitó de gran forma ante la salida del portero Wiese y dejó el marcador 2:0 a favor del conjunto bávaro.

Altintop sentenció el partido

Los que pensaron que el Bremen reaccionaría, se equivocaron rotundamente. Lo que vino después del segundo gol bávaro, fue una verdadera demostración de fútbol. Por un lado la sólida actuación de la defensa, en la cual destacó especialmente el argentino Demichelis quien parece haberse afianzado en la titularidad y por otro lado la gran figura de Franck Ribéry. El talentoso volante francés se echó el equipo al hombro y no se cansó de mostrar una y otra vez sus enormes cualidades futbolísticas.

A estas alturas del partido existía sólo un equipo en la cancha: el Bayern Múnich. Primero Toni (66.) y luego Van Bommel (69.), estuvieron cerca de alargar las cifras en el marcador pero ambos desviaron sus remates. Quien no desvió su disparo fue Altintop en el minuto 79. Tras una notable jugada de Ribéry en el centro de la cancha, el balón le llegó a los pies al jugador internacional turco quien remató con potencia desde el borde del área y batió por tercera vez al guardameta local. 3:0 para el Bayern y aún quedaban diez minutos por jugar.

Hermoso gol de Ottl

En la fase final del encuentro ingresó Andreas Ottl en reemplazo de Van Bommel e inmediatamente agradeció la oportunidad que le dio el técnico Hitzfeld. El mediocampista alemán se despachó un remate desde 20 metros que se coló en el ángulo superior derecho de la portería del Bremen. Al final el 4:0 significó para el Bayern el décimo triunfo de la historia en Bremen y para el conjunto local la mayor derrota en casa de los últimos diez años.

Werder Bremen - Bayern Múnich  0:4 (0:1)
 
Werder Bremen: Wiese - Pasanen, Mertesacker, Naldo, Schulz - Jensen, Baumann, Diego, Vranjes (61. Carlos Alberto) - Sanogo, Almeida (61. Schindler)
 
Bayern Múnich: Kahn - Lell, Lucio, Demichelis, Lahm - Schweinsteiger, Van Bommel (82. Ottl), Zé Roberto, Ribéry - Toni (89. Wagner), Klose (46. Altintop)
 
Banquillo: Rensing, Van Buyten, Sosa
 
Árbitro: Dr. Markus Merk (Otterbach)
 
Público: 42.100 (lleno total)
 
Goles: 0:1 Ribéry (31./penal), 0:2 Toni (51.), 0:3 Altintop (79.), 0:4 Ottl (87.)
 
Tarjetas amarillas: Naldo / Demichelis