presentada por
Menú
Bayern Múnich 1:0 1860 Múnich

El Bayern clasificó a semifinales de la Copa DFB

Gracias a un gol de penal de Franck Ribéry, en el último minuto del encuentro, el Bayern de Múnich logró la clasificación a las semifinales de la Copa DFB alemana. En un derbi muniqués lleno de dramatismo, que tuvo tres jugadores expulsados y 120 minutos de emoción, el Bayern le ganó merecidamente 1:0 al 1860 Múnich. El triunfo fue el mejor regalo para celebrar los 108 años de existencia del club bávaro.

Ante la presencia de 69.000 espectadores, en la Allianz Arena de Múnich, el Bayern dominó el partido, pero no pudo aprovechar sus ocasiones de gol. La intensidad del juego, obligó al árbitro del encuentro, Peter Gagelmann, a expulsar a Luca Toni (84.) del Bayern y a Benjamin Schwarz (111.) y Markus Thorandt (120.) del 1860. Cuando el partido ya terminaba, Ribéry marcó el importante gol del triunfo desde el punto penal. Después de cuatro partidos, el Bayern por fin pudo vencer al 1860 Múnich en la Allianz Arena y ahora disputará las semifinales de la Copa DFB alemana (18./19. marzo) contra el Borussia Dortmund, el Wolfsburgo o el Carl Zeiss Jena.

Ribéry en la banca

El técnico del Bayern, Ottmar Hitzfeld, modificó en tres posiciones el once titular que empató con el Hamburgo el domingo. Willy Sagnol ingresó por Christian Lell, Lukas Podolski reemplazó a Miroslav Klose y Toni Kroos jugó en lugar de Bastian Schweinsteiger. Por su parte, Frank Ribéry nuevamente empezó el partido sentado en el banquillo de suplentes.

El encuentro empezó bastante lento, con pocas llegadas de peligro en ambas porterías. Ambos equipos intentaban controlar el balón en el mediocampo. Lo más destacado en la fase inicial del partido, fueron dos remates de Daniel Bierofka (6.) y Danny Schwarz (14.), que fueron atajados por Oliver Kahn.

El Bayern presiona

Con el pasar del tiempo, el Bayern fue mejorando y empezó a plasmar su superioridad sobre el 1860 en el terreno de juego. Un disparo desde 16 metros de Lukas Podolski, fue el primer aviso del conjunto bávaro. Enseguida, Hitzfeld hizo un cambio táctico. Kroos se ubicó como enganche detrás de los delanteros y Podolski se abrió a la banda izquierda.

El resultado fue positivo y el actual líder de la Bundesliga se creó dos buenas ocasiones de gol. Primero Kroos (27.) cabeceó un balón a las manos del portero del 1860 Michael Hofmann y luego el mismo Kroos habilitó de gran manera a Luca Toni, pero el delantero italiano no alcanzó a llegar al balón. En aquella jugada, el portero visitante se lesionó y tuvo que ser reemplazado (35.).

Gol anulado

Inmediatamente tras su ingreso, el portero suplente del 1860, Philipp Tschauner, tuvo que intervenir. El defensa Markus Thorandt, perdió el balón en la salida y Kroos (36.) se fue solo hacia la portería del 1860 Múnich, pero su disparo se fue elevado. Pocos instantes después, el balón infló la red del 1860. Pero el árbitro Peter Gagelmann estuvo acertado al anular la conquista del Bayern, ya que Toni había cometido una infracción al cabecear el balón.

Antes del descanso, otro cabezazo de Toni terminó en las manos de Tschauner (42.). Enseguida, el 1860 estuvo a punto de marcar tras un córner, pero afortunadamente el remate de media vuelta de Kucukovic (44.) se fue a las nubes. Así el primer tiempo terminó igualado 0:0.

Tschauner atento

En el entretiempo, Hitzfeld mandó a la cancha a Ribéry en reemplazo de Hamit Altintop. Y el jugador francés inmediatamente creó peligro en el área rival. Tras una buena jugada colectiva, Toni volvió a mandar el balón al fondo de la portería visitante, pero otra vez el árbitro acertó al anular el gol, por posición de adelanto.

La mejor ocasión de gol en la segunda parte, estuvo en los pies de Mark van Bommel. El volante holandés, remató de primera desde diez metros, pero el portero Tschauner tapó con los puños. El rebote le golpeó sorpresivamente en el pie a Van Bommel (57.), y el balón salió rozando el poste.

Notable tapada de Kahn

Cuando todo el mundo pensaba que el Bayern lograría la apertura de la cuenta, apareció el 1860. En el minuto 61, Lars Bender estuvo a punto de marcar con un disparo desde el borde del área, pero Kahn estuvo notable al desviar el balón. Luego, un remate de media distancia de Danny Schwarz (62.) se fue elevado.

La fase final del partido se destacó por ser muy agitada, con ambos equipos luchando cada centímetro por el balón. El Bayern tuvo dos ocasiones claras de gol, pero no las supo aprovechar. Primero, Zé Roberto remató recto al cuerpo de Tschauner (77.) y luego Ribéry (79.) elevó desde once metros.

Toni expulsado, penal a Lucio

En el minuto 84, Luca Toni disputó un balón con Thorandt. El defensa del 1860 terminó en el suelo y el árbitro Gagelmann expulsó al delantero bávaro por doble amonestación. Pese a quedar con un hombre menos, el Bayern siguió atacando.

Los pupilos de Ottmar Hitzfeld se fueron con todo en búsqueda del triunfo. Incluso Lucio subió al ataque. Y precisamente al defensor del Bayern, le cometieron un claro penal en el minuto 90. Pero el juez Gagelmann no sancionó la falta de Benjamin Schwarz sobre el brasileño. Los 69.000 espectadores presentes en la Allianz Arena no lo podían creer. Luego, se acabó el tiempo reglamentario y con el marcador aún en blanco se tuvo que jugar la prórroga.

Diez contra diez

Pese a tener un hombre menos, el Bayern siguió buscando la portería rival. No obstante, el 1860 fue quien tuvo la mejor ocasión de gol en el primer tiempo del alargue. Timo Gebhardt (103.) se despachó un remate desde 25 metros que apenas se fue desviado. En la segunda parte de la prórroga, el Bayern estuvo a punto de marcar. Tras un centro de Ribéry, Lucio (107.) cabeceó, pero el balón se fue por encima del travesaño.

Los últimos minutos del encuentro fueron muy parejos. Hasta que Benjamin Schwarz (111.) fue expulsado tras empujar a Ribéry. De ahí en adelante, el Bayern se volcó en campo rival. Zé Roberto (117.) y Philipp Lahm (118.), estuvieron a punto de marcar, pero no acertaron en la definición.

Ribéry el héroe de la noche

Cuando todo el mundo se preparaba para ver una definición a penales, Chunly Pagenburg derribó a Klose en el borde del área y Gagelmann no dudó en cobrar la pena máxima. Ribéry se paró al frente del balón y marcó, pero el árbitro anuló la conquista porque Van Buyten ingresó antes de tiempo al área.

En el segundo intento, Ribéry volvió a demostrar su enorme calidad como jugador y marcó el agónico 1:0. En los descuentos, se fue expulsado Thorand por una fuerte infracción a Ribéry. Después terminó el partido y el Bayern se quedó con un merecido triunfo sobre su archirrival, en la versión número 204 del derbi muniqués.

Bayern Múnich - TSV 1860 Múnich  1:0 (0:0)
 
Bayern Múnich: Kahn - Sagnol (76. Lell), Lucio, Van Buyten, Lahm - Altintop (46. Ribéry), Zé Roberto, Van Bommel, Kroos (65. Klose) - Toni, Podolski
 
Banquillo: Dreher, Ottl, Sosa, Jansen
 
TSV 1860 Múnich: Hofmann (35. Tschauner) - B. Schwarz, Thorandt, Berhalter, Hoffmann - S. Bender (58. Holebas) - Gebhardt, D. Schwarz, L. Bender, Bierofka (66. Pagenburg) - Kucukovic
 
Árbitro: Gagelmann (Bremen)
 
Público: 69.000 (lleno total)
 
Goles: 1:0 Ribéry (120.)
 
Tarjetas amarillas: Toni, Kroos, Lahm / Thorandt, Hoffmann, Gebhardt, B. Schwarz
 
Tarjetas rojas: Toni (84./doble amonestación) / B. Schwarz (111./doble amonestación), Thorandt (120./doble amonestación)