presentada por
Menú
Bayern Múnich 2:0 Arminia Bielefeld

El Bayern celebró el título en la Allianz Arena

El Bayern Múnich cumplió su palabra y pese a ganar la jornada pasada el título de la Bundesliga, no se relajó. En la jornada número 32, el conjunto bávaro le ganó en casa 2:0 al Arminia Bielefeld y a su vez le dio una mano al Núremberg en la lucha contra el descenso.

Ante la presencia de 69.000 espectadores, en la Allianz Arena de Múnich, el Bayern realizó un excelente partido y confirmó que es un digno campeón. En el minuto 26, Franck Ribéry abrió la cuenta en el marcador tras una buena jugada con Luca Toni. En el segundo tiempo, Lukas Podolski (47.) marcó el 2:0 con un disparo desde fuera del área.

Rival muy defensivo

En comparación al partido contra el Wolfsburgo, Ottmar Hitzfeld realizó seis cambios en el once titular. Oliver Kahn, Lucio, Ribéry, Zé Roberto, Philipp Lahm y Christian Lell ingresaron desde el primer minuto en lugar de Michael Rensing, Willy Sagnol, Marcell Jansen, Martín Demichelis, Andreas Ottl y Bastian Schweinsteiger. Éste último no jugó por culpa de un problema muscular.

Desde el comienzo, el Bayern se adueñó del balón y lo hizo circular. Pero no pudo acercarse con peligro al área rival, debido a que el Bielefeld presentó un esquema táctico muy defensivo. Con dos líneas de cuatro jugadores, el conjunto visitante se replegó en su propio campo y le cerró muy bien los espacios al flamante campeón alemán.

Ribéry abre la cuenta

Recién en el minuto 17, el Bayern se creó la primera ocasión de gol. Tras una buena pared con Lahm, Ribéry disparó desde el borde izquierdo del área, pero el portero del Bielefeld Rowen Fernández estuvo atento. Enseguida, el defensa visitante Bollmann empujó a Van Buyten en el área rival, pero el árbitro del encuentro, Jochen Drees, no cobró el clarísimo penal.

Con el pasar del tiempo, el Bayern siguió presionando y buscando la apertura de la cuenta. Sin embargo, el Bielefeld fue quien estuvo a punto de inaugurar el marcador. Tras un cabezazo de Mijatovic, Zé Roberto salvó desde la línea y enseguida Bollmann (25.) cabeceó el balón al poste. En la contra, el Bayern salió jugando con velocidad y marcó el 1:0. Toni habilitó a Ribéry (26.), quien ingresó destapado al área rival y con un disparo fuerte batió a Fernández.

Kahn casi sin trabajo

Tras el gol, el partido siguió igual. El Bayern controlando las acciones del juego y buscando los espacios en la cerrada defensa visitante. El Bielefeld apenas contragolpeó un par de veces, pero sin poder poner en aprietos a Oliver Kahn en su partido número 555 en la Bundesliga.

En el minuto 32, Toni mandó el balón al fondo de la portería rival, pero el gol fue bien anulado por una mano del delantero italiano. Pocos minutos después, Podolski estuvo a punto de marcar el 2:0, pero el atacante bávaro no pudo doblegar a Fernández.

Toni sin suerte

Mejor suerte tuvo Podolski (47.) al inicio del segundo tiempo. Tras un pase de Ribéry, el delantero alemán remató con potencia desde fuera del área y aumentó las cifras dejando el marcador 2:0. Con el partido ya sentenciado, el Bayern se dedicó a tocar el balón y todos trataron de ayudar para que Toni marcara su gol. Sin embargo, no era la noche del goleador italiano, quien simplemente no tuvo suerte.

En la fase final del partido, el conjunto bávaro podría haber aumentado la diferencia en el marcador, pero no pudo. Primero José Ernesto Sosa (70.), tras buena combinación con Lell y Ribéry, no pudo batir a Fernández y luego Toni (73.) tampoco pudo vencer al portero visitante. Así el partido terminó con el marcador 2:0 a favor del Bayern. Un merecido triunfo para el campeón del fútbol alemán.

Bayern Múnich - Arminia Bielefeld  2:0 (1:0)
 
Bayern Múnich: Kahn - Lell, Lucio, Van Buyten, Lahm - Sosa (72. Kroos), Van Bommel (72. Ottl), Zé Roberto, Ribéry (82. Schlaudraff) - Toni, Podolski
 
Banquillo: Rensing, Jansen, Demichelis, Breno
 
Arminia Bielefeld: Fernandez - Kucera, Mijatovic, Bollmann, Schuler - Tesche, Kauf, Kirch (77. Nkosi), Kamper - Wichniarek (67. Halfar), Eigler (67. Zuma)
 
Público: 69.000 (lleno total)
 
Goles: 1:0 Ribéry (26.), 2:0 Podolski (47.)

Tarjetas amarillas: - / Bollmann