presentada por
Menú
2:5 contra el Bremen

Primera derrota para el Bayern

Precisamente para el inicio del Oktoberfest, el Bayern de Múnich sufrió una dolorosa derrota. En la 5ta jornada de la Bundesliga, el conjunto bávaro perdió 2:5 contra el Werder Bremen. La goleada supone la primera derrota del Bayern esta temporada y además la mayor caída jugando en la Allianz Arena.

El Bayern tuvo un día absolutamente negro y ante la presencia de 69.000 espectadores, no le encontró nunca la manija al partido. Autores de los goles para el conjunto visitante fueron dos veces Markus Rosenberg (30./67.), Naldo (45.), Mesut Oezil (54.), y el peruano Claudio Pizarro (59.). Para el Bayern descontó dos veces Tim Borowski (71./85.).

Podolski titular

Contra el Bremen, el Bayern no pudo contar con la presencia de Miroslav Klose. El delantero bávaro no se alcanzó a recuperar de un golpe en el muslo sufrido el miércoles ante el Steaua de Bucarest. En su lugar ingresó desde el primer minuto Lukas Podolski. El resto del once titular fue conformado por los mismos jugadores que actuaron en la Champions a mitad de semana. Además Juergen Klinsmann sigue sin poder contar con Franck Ribéry y los lesionados Hamit Altinop y Willy Sagnol.

Tres días después de la victoria 1:0 sobre el Steaua en Rumanía, el Bayern no pudo repetir la buena actuación ante el Bremen. Desde el comienzo el conjunto bávaro se notó falto de ideas y muy dormido. Pese al mal juego del Bayern en la fase inicial, Luca Toni tuvo la primera ocasión de gol. Tras un disparo desviado de Bastian Schweinsteiger, el balón le quedó al delantero italiano (7.), pero éste falló ante el portero visitante Tim Wiese.

Sin suerte en la definición

Por su parte, el Bremen comenzó el partido esperando en su propio campo y contragolpeando. Una y otra vez los delanteros Markus Rosenberg y el ex bávaro Claudio Pizarro intentaron sorprender a la defensa del Bayern. En el minuto 18, Pizarro estuvo a punto de conseguir la apertura de la cuenta para la visita, al sacarse la marca de Martín Demichelis y luego rematar al palo con un vistozo globito. Aquella jugada fue el aviso para lo que vendría después. En el minuto 30, el Bremen finalmente se adelantó en el marcador gracias a un gol de Rosenberg. El delantero sueco fue perfectamente habilitado por el volante Oezil y ante la estéril salida de Michael Rensing marcó el 1:0.

Tras el gol, el Bayern despertó y empezó a acercarse con más peligro a la portería visitante. Primero Toni (32.) fue trabado en última instancia por el defensa Naldo y enseguida Podolski (33.) desperdició una excelente ocasión de gol. El delantero bávaro recibió en el área un balón de Lucio, pero desde 11 metros lo mandó a la tribuna. En el minuto 39, otra vez apareció Toni, pero el italiano no pudo cabecear bien tras un centro de Van Bommel.

Dos cambios en el descanso

Cuando todo el mundo pensaba que el primer tiempo terminaría con la ventaja mínima a favor del Bremen, el conjunto visitante volvió sorprender y alargó la diferencia a 2:0 en el minuto 45. Tras un buen tiro libre de Oezil, Rensing se estiró al máximo y paró el balón, pero el rebote le quedó a Naldo, quien no perdonó en el área chica.

Klinsmann se vio obligado a reaccionar en el descanso y mandó a la cancha al italiano Massimo Oddo y a Tim Borowski en reemplazo de Daniel van Buyten y Christian Lell. Así, el conjunto bávaro empezó el segundo lapso con mayor convicción y en los minutos 48 y 51 estuvo cerca de empatar. Sin embargo, en ambas ocasiones Per Mertesacker alcanzó a evitar que Toni marcara el descuento bávaro.

Doblete de Borowski

Con el pasar del tiempo el Bayern fue mejorando cada vez más, pero careció de suerte en la definición. Y para más remate, cuando mejor jugaba el campeón del fútbol alemán, el Bremen sentenció el encuentro marcando el 3:0. En el minuto 54, Oezil se despachó un disparo imparable desde 16 metros que se coló en el ángulo superior izquierdo de la portería de Rensing. Cinco minutos más tarde, el Bremen alargó la diferencia a 4:0 e instaló un silencio absoluto en la Allianz Arena de Múnich. Claudio Pizarro aprovechó un balón en el área y con un túnel batió a Rensing. Para consuelo de todos los hinchas bávaros, el ex delantero del Bayern no celebró su gol. Los que pensaron que eso sería todo se equivocaron, ya que en el minuto 67, Rosenberg con un doblete dejó las cifras 5:0 a favor del Bremen.

El resultado final 2:5 lo estructuró Borowski, quien marcó dos goles. En el minuto 71, el ex jugador del Bremen aprovechó un pase de Oddo para batir a Wiese y a cinco minutos del final, el volante bávaro volvió a marcar con un ajustado remate desde fuera del área.

Bayern Múnich - Werder Bremen 2:5 (0:2)

Bayern Múnich: Rensing - Lucio (46. Oddo), Demichelis, Van Buyten (46. Borowski) - Lell, Van Bommel, Schweinsteiger, Zé Roberto (67. Sosa), Lahm - Toni, Podolski

Suplentes: Butt, Breno, Kroos, Ottl

Werder Bremen: Wiese - Proedl, Naldo, Mertesacker, Boenisch - Oezil (77. Niemeyer), Diego, Baumann (46. Hunt), Vranjes - Pizarro, Rosenberg (70. Sanogo)

Árbitro: Thorsten Kinhoefer (Herne)

Público: 69.000 (lleno total)

Goles: 0:1 Rosenberg (30.), 0:2 Naldo (45.), 0:3 Oezil (54.), 0:4 Pizarro (59.), 0:5 Rosenberg (67.), 1:5 Borowski (71.), 2:5 Borowski (85.)

Tarjetas amarillas: Demichelis / Baumann