presentada por
Menú
4:2 sobre el Wolfsburgo

El Bayern reaccionó y ganó

El Bayern de Múnich sigue escalando puestos en la Bundesliga. Tras ir perdiendo 0:2 y gracias a una gran reacción en el segundo tiempo, el conjunto bávaro le ganó 4:2 al Wolfsburgo. El triunfo le permitió al campeón del fútbol alemán subir momentáneamente del décimo primer al cuarto lugar en la tabla de posiciones.

Ante la presencia de 69.000 espectadores, en la Allianz Arena de Múnich, el Bayern comenzó dormido pero enseguida despertó y terminó ganando con mucha autoridad. Los goles para el Wolfsburgo fueron obra de Grafite (31.) y Edin Dzeko (33.), mientras que para el Bayern marcaron Frank Ribéry (41.), Mark van Bommel (54.), Tim Borowski (63.) y Bastian Schweinsteiger (80.).

Sin Toni y Lahm

Debido a las lesiones de Luca Toni y Philipp Lahm, Juergen Klinsmann tuvo que modificar el once titular que venía de ganar en Karlsruhe y ante la Fiorentina. El técnico bávaro dispuso el ingreso de Lukas Podolski en lugar del delantero italiano y de Christian Lell como lateral izquierdo.

Desde el comienzo el Bayern se adueñó de las acciones del juego y se plantó en el terreno del Wolfsburgo, pero el equipo de Felix Magath, ex entrenador bávaro, cerró muy bien los espacios. La mejor ocasión de gol en la fase inicial del partido fue en el minuto 15, cuando tras un disparo de Ribéry el balón le quedó a Zé Roberto, quien intentó sorprender con una chilena, pero sin suerte.

El Wolfsburgo sorprende

Dos minutos después, el Wolfsburgo estuvo a punto de marcar. Tras un error en la defensa bávara, el paraguayo Jonathan Santana apareció destapado en el área, pero afortunadamente Michael Rensing desvió el balón con la punta del pie. Con el pasar del tiempo, el conjunto visitante se fue acercando cada vez más sobre la portería del Bayern, que a su vez evidenciaba severos problemas en la creación del juego. Así las cosas, primero Dzeko (21.) y luego nuevamente Santana (29.), tuvieron buenas ocasiones para abrir la cuenta en el marcador, pero fallaron en la definición.

El mal comienzo del Bayern finalmente quedó confirmado cuando tras un penalti de Martín Demichelis en contra de Dzeko, el brasileño Grafite marcó el 1:0 para el Wolfsburgo. Apenas dos minutos después de la apertura de la cuenta, el equipo visitante volvió a sorprender y alargó la diferencia a 2:0. Tras un centro de Makoto Hasebe, Dzeko batió con un certero cabezazo a Rensing en el minuto 33.

Ribéry descuenta

Tras los dos goles del Wolfsburgo, el Bayern despertó y gracias a una jugada individual de Ribéry descontó en el marcador en el minuto 41. El jugador francés se llevó la marca de dos defensores y con un remate raso desde 19 metros venció al portero visitante Diego Benaglio dejando la pizarra 1:2. Antes del descanso Podolski incluso casi empata, pero el delantero bávaro remató elevado. “Por suerte Ribéry marcó el 1:2. Quizás podemos dar vuelta el partido en el segundo tiempo”, dijo Karl-Heinz Rummenigge en el entretiempo.

El Bayern comenzó el segundo tiempo con Tim Borowski jugando en reemplazo de Massimo Oddo. El ex jugador del Bremen se ubicó en el centro del campo, Zé Roberto bajó a la defensa como lateral izquierdo y Lell tomó el puesto de Oddo como lateral dercho. El descanso les hizo bien a los pupilos de Klinsmann, ya que en la segunda mitad del encuentro se vio a un Bayern totalmente distinto al de los primeros 45 minutos.

Demichelis salva en la línea

La primera clara ocasión de gol del segundo tiempo la tuvo Zé Roberto en el minuto 50. Sin embargo, tras una excelente jugada colectiva, el brasileño remató apenas desviado. Mejor suerte tuvo Van Bommel en el minuto 54. El capitán del Bayern aprovechó un rebote en el área rival y de cabeza marcó el empate 2:2.

El empate le dio más confianza al conjunto bávaro que siguió atacando en busca del triunfo. Primero Podolski (59.) y enseguida Schweinsteiger (62.), tuvieron buenas ocasiones para desnivelar el marcador pero fallaron en la puntada final. Al otro lado, Demichelis salvó desde la línea un disparo de Christian Gentner (60.). Pasado el susto, el Bayern volvió al ataque y en el minuto 63 encontró el justo premio al esfuerzo. Tras un centro desde la izquierda de Zé Roberto, Klose y Podolski no alcanzaron a conectar el balón, pero sí lo hizo Borowski. El volante alemán apareció en el segundo palo y con un potente disparo batió al portero visitante, dejando el marcador 3:2 a favor del Bayern.

Schweinsteiger sentencia el partido

Tras el gol de Borowski, el Bayern quitó un poco el pie del acelerador y el Wolfsburgo casi logra el empate. En el minuto 72, Raphael Schaeffer remató con potencia y para fortuna del Bayern el balón estremeció el travesaño. En los minutos finales el Bayern volvió a adueñarse del balón y a diez minutos del final consiguió el merecido 4:2. Tras una rápida jugada en el ataque, Klose tocó de cabeza para Schweinsteiger y éste mandó el balón al fondo de la red por cuarta vez.

Un minuto después, el recién ingresado Andreas Ottl casi marca el quinto, pero su remate golpeó en el palo. Esa fue la última llegada con peligro del partido que al final terminó 4:2 para el Bayern de Múnich.

Bayern Múnich - Wolfsburgo 4:2 (1:2)

Bayern Múnich: Rensing - Oddo (46. Borowski), Lucio, Demichelis, Lell - Schweinsteiger, Van Bommel, Zé Roberto, Ribéry - Klose, Podolski (76. Ottl)

Suplentes: Butt, Van Buyten, Breno, Sosa, Yilmaz

Wolfsburgo: Benaglio - Riether, Madlung, Barzagli, Schaefer - Hasebe (57. Gentner), Josué, Misimovic (80. Saglik), Santana (64. Dejagah) - Grafite, Dzeko

Árbitro: Dr. Drees (Muenster-Sarmsheim)

Público: 69.000 (lleno total)

Goles: 0:1 Grafite (31./penalti), 0:2 Dzeko (33.), 1:2 Ribéry (41.), 2:2 Van Bommel (54.), 3:2 Borowski (63.), 4:2 Schweinsteiger (80.)

Tarjetas amarillas: Klose, Borowski, Lell / Barzagli, Santana