presentada por
Menú
2-2 en Gladbach

Bayern entrega la victoria

En el camino al liderato el Bayern Múnich sufrió un tropezón. Después de cinco triunfos en serie, el campeón alemán entregó en la decimotercera jornada una segura victoria, pues pese a una ventaja de dos goles, al final sólo alcanzó un empate ante el Borussia Moenchengladbach y ahora se encuentra a 3 puntos de la dupla de punta, Leverkusen y Hoffenheim.

Tras los goles de Luca Toni (minuto 21) y Franck Ribéry (minuto 65/penalti) el Bayern lucía como el equipo que lograría la victoria, hasta que llegaron las anotaciones de Rob Friend (minuto 79) y Michael Bradley (minuto 81) con las cuales el Borussia le dio la vuelta a un compromiso que tenía perdido.

Contra el tradicional rival de la década de los 70as el entrenador Juergen Klinsmann introdujo 3 modificaciones al plantel que formó la semana pasada al enviar a la cancha a Philipp Lahm y Bastian Schweinsteiger (recuperados de sus lesiones), y a Christian Lell como lateral derecho, dejando en la banca a Massimo Oddo, Toni Kroos y Tim Borowski.

El Bayern asumió desde el principio la iniciativa, mientras el 14avo en la clasificación intentó con un mediocampo compacto controlar al club de Munich, y sin mostrar gran respeto procuró, aunque esporádicamente, adelantar acciones ofensivas con riesgo de gol.

De la misma forma que la semana pasada, el Bayern transformó su primera opción de anotar en el transitorio 1-0 tras una excelente acción de Lahm que Toni, rodeado de cinco contrarios, anidó en la red. Todo estaba saliendo tal como se había planeado y el Gladbach se vio obligado a abrirse con lo cual el Bayern encontraba más espacios.

En el minuto 33 a Klose le arrebataron el balón en el último segundo cuando todo insinuaba un nuevo gol del Bayern, y Toni, segundos después, estrelló un vistoso disparo de primera en la parte exterior de la red. En el minuto 38 Lahm fue derribado pero el árbitro Weiner no concedió la pena máxima.

De parte del anfitrión no hubo mucho para ver, escasos dos disparos de Bradley (minuto 22 y 45) que se fueron desviados. La ventaja del Bayern era merecida al irse a la pausa.

Al arrancar el segundo periodo el Gladbach parecía mucho más activo y tuvo las primeras oportunidades a través de Bradley (minuto 57) y Friend (minuto 61), pero cuando el dueño de casa parecía tomar la manija del partido un contraataque del Bayern terminó en una falta en el área sobre Ribéry sancionada con penalti que el mismo francés cobró, anotando el 2-0 en el minuto 65.

Durante el cierre del partido el hasta entonces inofensivo Gladbach consiguió superar la adversidad y repentinamente, con un cabezazo de Friend (minuto 79), recortó la diferencia a un gol para apenas dos minutos más tarde, también de cabeza, empatar a través de Bradley. Toni tuvo en el alargue la oportunidad de anotar el gol de la victoria para el Bayern pero su lanzamiento de cabeza se fue rozando el paral.


Borussia Moenchengladbach - Bayern Múnich 2:2 (0:1)
Borussia Mönchengladbach: Gospodarek - Levels, Gohouri, Brouwers (46. Van den Bergh), Daems - Paauwe (77. Colautti), Albermann (68. Matmour) - Baumjohann, Bradley, Marin - Friend
Bayern Múnich: Rensing - Lell, Lucio, Demichelis, Lahm (66. Sosa) - Schweinsteiger (66. Borowski), Van Bommel, Zé Roberto, Ribéry - Klose (80. Kroos), Toni
Suplentes: Butt, Oddo, Van Buyten, Ottl, Kroos
Árbitro: Michael Weiner (Giesen)
Público: 54.067 (lleno)
Goles: 0:1 Toni (21.), 0:2 Ribéry (65./penalti), 1:2 Friend (79.), 2:2 Bradley (81.)
Tarjetas amarillas: Gohouri / Lell, Schweinsteiger, Sosa