presentada por
Menú
Victoria por la mínima

El primer gol de Sosa vale 3 puntos

El FC Bayern como debía, se ha impuesto al Karlsruher SC. El campeón alemán ha ganado su partido de la jornada 25 de la Bundesliga, sin sus dos delanteros Luca Toni y Miroslav Klose, al último de la clasificación, por 1:0 (1:0) y de esta manera logra una importante victoria en la lucha por el título. Pues al mismo tiempo el líder, el Hertha BSC, perdía su partido contra el VfB Stuttgart por 2:0, con lo que ya sólo dispone de un punto de ventaja con respecto al Bayern de Múnich. Con los mismos puntos y goles que el equipo bávaro, ocupa la segunda posición el Wolfsburg, que se impuso en Bielefeld por 3:0.

Ante 69.000 espectadores, que llenaron la Allianz Arena, José Sosa se convirtió en el hombre del partido. Con su primer gol en partido oficial con la camiseta del Bayern (minuto 34), el argentino logró el tanto de la 14 victoria de su equipo, que tras una buena primera parte, en la segunda tuvo más problemas de los esperados con el equipo de Karlsruhe.

Regreso de Ribéry

Por primera vez después de dos semanas y media, el entrenador Juergen Klinsmann, pudo volver a contar con el centrocampista Franck Ribéry. El francés, lesionado en la tibia, jugó por última vez a principios de marzo en el partido de la Copa DFB contra el Leverkusen. Pero el que sigue sin poder jugar es Luca Toni (problemas en el tendón de Aquiles). Tampoco Massimo Oddo (pantorrilla), Hamit Altintop (desgarro muscular) y Miroslav Klose (operado) pudieron jugar. El que si volvió al equipo fue Tim Borowski, tras recuperarse de un desgarro muscular.

Con respecto al partido de la última semana contra el Bochum (3:0), sólo hubo un cambio, Franck Ribéry, que jugó en lugar de Daniel van Buyten, volviendo Martín Demichelis al centro de la defensa. En la delantera jugó José Sosa, como ya hiciera la semana pasada. En el equipo visitante con el cedido Michael Goerlitz y con Stefano Celozzi y Sebastian Langkamp, tres ex bayern formaron parte del once inicial.

Con mucho ímpetu

El equipo de Klinsmann comenzó con mucho ímpetu y desde el principio presionó mucho al Karlsruher. Ya en el minuto 5, Bastian Schweinsteiger dispuso de una buena ocasión, pero a su disparo desde siete metros, reaccionó muy bien en la portería, Markus Miller. La siguiente ocasión fue para Mark van Bommel, quien desde el borde del área no acertó por poco (9.).

Luego fue Schweinsteiger el que tuvo mala suerte. Tras un pase de Ribéry, el delantero elevó el balón por encima de Miller, pero fue a dar al travesaño (10.). Lucio con un remate de cabeza tras un saque de esquina de Schweinsteiger (13.), Zé Roberto con un disparo desde 14 metros (14.) y Lell con una jugada indivudual, gozaron de ocasiones para adelantar a su equipo, pero no pudieron materializarlas.

Karlruhe más fuerte

Después el ritmo del equipo local bajó. El Karlsruher se quitó algo la presión de encima y llevo a cabo sus primeras jugadas ofensivas, aunque sin poner en aprietos la portería de Michael Rensing, a excepción de un contraataque de Celozzi en el minuto 19, aunque su pase no llegó a Sebastian Freis, porque Rensing se adelantó.

El juego del Bayern era en esos momentos muy impreciso y no lograba acercarse al área contraria. El Karlsruher estaba mejor posicionado en el campo y había logrado que el partido fuese muy igualado en esa fase. Pero entonces en un avánce de Ribéry por la izquierda, el francés dio un pase preciso a Sosa que venía en carrera y el argentino lo aprovechó para marcar el primer gol del partido, y a la postre único, y el primero de su cuenta particular en partido oficial con la camiseta del Bayern de Múnich.

Rensing muy oportuno

La última oportunidad antes del descanso fue para el Karlsruher. Michael Mutzel lo intentó desde unos 25 metros, pero su disparo se fue un metro por encima de la portería. Así que el marcador siguió con el 1:0 durante el descanso.

Tras la reanudación los jugadores de Karlsruhe eran cada vez más descarados y ofensivos y así en el minuto 57 de partido estuvieron a punto de empatar el encuentro. Tras un saque de esquina, Rensing tuvo que despejar el balón sobre la línea de gol con el pie. Diez minutos más tarde el portero bávaro tuvo la suerte del virtuoso, al estrellarse un disparo de Da Silva desde 30 metros, en el poste.

Pierden el control del partido

Los jugadores del Bayern de Múnich cada vez perdían más jugadas de uno contra uno y apenás podían controlar el balón en los pases entre sus jugadores. En el minuto 63, Lucio tuvo una buena oportunidad, pero su disparo angulado lo detuvo Miller. El portero de Karlsruhe se lució también ante un remate de cabeza de Demichelis tras un saque de esquina. Poco después el argentino vio su quinta tarjeta amarilla y no podrá disputar el próximo partido contra el VfL Wolfsburg.

Sólo en el último cuarto de hora del partido, el Bayern volvió a tomar el control del encuentro. Miller en el minuto 79, a veinte metros de su portería desbarató una ocasión de Podolski, que se encontraba libre de marca. Cinco minutos antes del final, un disparo de Daniel van Buyten, que acaba de entrar al terreno de juego, se fue fuera por muy poco.

Salvador Zé Roberto

En el último suspiro del partido fueron los aficionados del Bayern los que sufrieron. En el tiempo de descuento, un remate de cabeza de Langkamp, lo despejó Zé Roberto en la línea de gol, el posterior remate de Lars Stindls se fue al travesaño. Al final por primera vez esta temporada ante su público el Bayern no encajó ningún gol.

Estadísticas del partido

FC Bayern – Karlsruher SC 1:0 (1:0)

FC Bayern Rensing - Lell, Lucio, Demichelis, Lahm - Schweinsteiger, Van
Bommel, Zé Roberto, Ribéry - Sosa (72. Ottl) - Podolski (83. Van Buyten

Karlsruher SC Miller - Görlitz, Drpic, Langkamp, Eichner - Celozzi (66. Stindl), Engelhardt (77. Federico), Mutzel, da Silva, Timm - Freis (77. Kapllani)

Arbitro: Winkmann (Kerken)

Espectadores: 69.000 (lleno)

Goles: 1:0 Sosa (34.)

Tarjetas amarillas: Ribéry, Van Bommel, Demichelis, Rensing / Mutzel, Engelhardt, Miller