presentada por
Menú
Otra gala

Bayern se acerca al liderato

No podría haber sido mejor. Cuatro días después de la “noche mágica” en Turín, el Bayern entregó otra gala y en la jornada 16 de la Bundesliga derrotó al Bochum por 5-1 (3-0), su más abultada victoria, como ya había ocurrido en Dortmund; con este resultado el equipo de Louis van Gaal recortó en dos puntos la ventaja del líder del torneo, Leverkusen.

Ante 31.000 espectadores en el, por primera vez, repleto estadio de Bochum, el Bayern arrolló y merecidamente ganó el partido con goles de Mario Gómez (minuto 23), Mergim Mavraj (autogol en el minuto 33) e Ivica Olic (minuto 43), en el primer tiempo. En la complementaria anotaron Olic (minuto 50), su compatriota Danijel Pranjic (minuto 56) y, el descuento, Christian Fuchs (minuto 75).

Como se esperaba, van Gaal envió a la cancha la misma plantilla que el martes pasado protagonizó la gala en Turín, así como los tres partidos anteriores. Arjen Robben tuvo que contentarse de nuevo con su papel de “comodín”, y Miroslav Klose no fue de la partida debido a una molestia en su muslo izquierdo.

Luego de un corto periodo de calentamiento, el Bayern retomó el ritmo con el que termino el martes en Turín: el primer disparo de peligro salió de los pies del –otra vez en gran forma- volante Bastian Schweinsteiger. Un minuto antes el portero Philipp Heerwagen (ex Bayern) le impidió a Danijel Pranjic celebrar el primer gol; en el minuto 14 un lanzamiento de Gómez fue desviado.

El Bayern era claramente superior: su defensa no fue exigida y en el trabajo ofensivo fue cada vez más atrevido y fuerte. Fue casi lógico que en el minuto 23 se lograra el 1-0 tras un pase de Pranjic que Gómez, más rápido que su marcador Mergim Mavraj, anidó en la red.

El segundo gol del Bayern fue obra de los anfitriones, Mavraj se resbaló (minuto 33) al contener un disparo de Gómez y Heerwagen tuvo que recoger otra vez el balón de dentro de su meta. El entrenador del Bochum, Heiko Herrlich, reaccionó inmediatamente (minuto 35) sustituyendo a Paul Freie con Mimoun Azaough.

Eso, sin embargo, no cambió las cosas; el primer disparo del Bochum al arco del Bayern lo hizo, en el minuto 42, Zlatko Dedic, pero al portero Joerg Butt ni siquiera le tocó intervenir. Después de ello, al cierre del primer tiempo, Lahm le entregó a Schweinsteiger, quien, en el área, le cedió el balón a Olic para que anotará el 3-0: la pausa entregó un balance de 73 por ciento de dominio a favor del club de Munich.

El segundo tiempo continuó de la misma forma, con un Bayern dominante y desbordado al ataque, en el minuto 47 Heerwagen consiguió de forma brillante desviar un disparo de 25 metros de Olic, pero tres minutos después fue el croata el vencedor al anotar el cuarto gol, de cabeza, al pescar un centro de Holger Badstuber.

En distintos apartes del partido el Bayern lució como en extasis, arrollando por completo al Bochum, y en el minuto 56 Pranjic, marcando su primer gol en la Bundesliga, aumentó a 5-0. Es diciente que el mejor jugador del Bochum fuera el arquero Heerwagen, quien detuvo brillantemente los disparos de Gómez (minuto 69) y, en dos ocasiones, de Robben, impidiendo que la cuenta superara la media docena.

A un cuarto de hora del final, los dueños de casa pudieron celebrar: Fuchs anotó el gol del honor. Robben (minuto 87) y Tymoshchuk (minuto 89), desperdiciaron las últimas dos oportunidades de aumentar la ventaja para el Bayern.

Estadísticas

VfL Bochum - FC Bayern 1-5 (0-3)

VfL Bochum: Heerwagen - Concha, Maltritz, Mavraj, Fuchs - Freier (35 - Azaough), Pfertzel, Dabrowski, Dedic (77 - Hashemian) - Prokoph, Sestak (76 - Epalle)

FC Bayern: Butt - Lahm, Van Buyten (64 – Breno), Demichelis, Badstuber - Müller (84 - Tymoshchuk), Van Bommel, Schweinsteiger (57 - Robben), Pranjic - Gomez, Olic

Suplentes: Kraft, Braafheid, Altintop, Ottl

Árbitro: Meyer (Burgdorf)

Espectadores: 30.748 (lleno)

Goles: 0-1 Gomez (minuto 23), 0-2 Mavraj (minuto33/autogol), 0-3 Olic (minuto 43), 0-4 Olic (minuto 50), 0-5 Pranjic (minuto 56), 1-5 Fuchs (minuto 76)

Tarjetas amarillas: Azaough, Pfertzel / Van Bommel