presentada por
Menú
3-2 en Bremen

Bayern gana el clásico Norte-Sur

En la carrera por el primer lugar de la tabla, el Bayern sumó este sábado otros tres puntos, lo que lo coloca, transitoriamente, como líder de la Bundesliga. En la jornada 19 del campeonato el club de Munich doblegó a su anfitrión, el Bremen, por marcador de 3-2 (2-1) y arribó a 39 puntos, uno más que el Leverkusen, equipo que jugará apenas el domingo, contra el Hoffenheim; el hasta ahora segundo, Schalke, fue superado en el casillero (38 puntos) pues sólo adhirió un punto a su cuenta luego de empatar 2-2 contra el Bochum.

En un partido de gran calidad, presenciado por 38.500 aficionados en el estadio de Bremen, Thomas Müller (minuto 25) e Ivica Olic (minuto 35) le dieron la vuelta a la tempranera ventaja alcanzada por el dueño de casa a través de Aaron Hunt (minuto 10). Luego de la pausa el portugués Hugo Almeida (minuto 75) anotó el empate parcial y reanimó las esperanzas de la afición local, alegría que tres minutos más tarde se apagaría con el gol de Arjen Robben, quien el día de su cumpleaños selló la victoria bavara con una anotación de gran factura.

En Bremen, van Gaal volvió a confiar en el equipo que triunfó 2-0 sobre el Hoffenheim en el inicio de la segunda vuelta del campeonato la semana pasada; después de una larga pausa, por culpa de lesiones, Franck Ribéry regresó a la plantilla convocada para el partido, por primera vez en más de tres meses, y se sentó en la banca. El portero Joerg Butt, mordiéndose los labios, asumió su posición bajo los tres palos pese a sufrir una gripe gastrointestinal.

Los dueños de casa, que llevaban 5 partidos sin conocer la victoria, empezaron con gran dinámica y atacaron al Bayern intentando crear errores en la entrega, especialmente en la zona media. Esa actitud le abrió espacios al club de Munich y conllevó las primeras acciones de riesgo.

En el minuto 2 Arjen Robben, sólo frente al arquero del Bremen, Tim Wiese, estrelló el balón en el poste; poco después Wiese detuvo un globo de Ivica Olic (minuto 5). Mucho más efectivos fueron los locales, quienes tradujeron su primer disparo al arco en el gol de la ventaja en una jugada de Marko Marin, quien le sirvió a Aaron Hunt, quien marcó el 1-0.

El Bayern, sin embargo, no se dejo impresionar por la transitoria desventaja, y continuó trabajando en crear sus opciones: en el minuto 14 Schweinsteiger estuvo a poco de lograr la paridad, que conseguiría en el minuto 25 Thomas Mueller en una jugada iniciada por Mario Gómez y Schweinsteiger.

Así empezaría la mejor fase bavara, que a través de Gómez (minutos 27 y 32) y Robben (minuto 31) tuvo oportunidad de aumentarf. Sin embargo habría que esperar hasta el minuto 35 para registrar el 2-1, logrado por Olic luego de un centro de Philipp Lahm. En respuesta, el Bremen se volcó al ataque y Tim Borowski (minuto 42) y Hugo Almeida (minuto 45), fracasaron ante un atento Joerg Butt.

Con Michael Rensing en reemplazo de Butt, el Bayern inició la segunda parte del partido bajo la presión del Bremen; aún así se generó peligro con Robben (minuto 53) y Gómez (minuto 54). En el minuto 58 fue Michael Rensing el encargado de conservar la ventaja al contener un disparo de Markus Rosenberg.

A continuación se desarrollaría un partido aún más emocionante en el que ambos equipos aumentaron el ritmo y la dinámica de sus acciones ofensivas. En el minuto 64 fue Lahm el que salvó la valla bavara de encajar un gol luego del lanzamiento de Rosenberg; del lado del Bayern, los contragolpes y las numerosas opciones de aumentar la ventaja se desperdiciaron continuamente.

En el minuto 68 Franck Ribéry le puso fin a su ausencia de las canchas, tras una para de más de tres meses, para ser testigo al poco tiempo de su ingreso de cómo el Bremen igualaba el marcador a dos con un gol de Hugo Almeida (minuto 75); van Buyten (minuto 77) estuvo a punto de lograr el 3-2, algo que sí se le dio a Robben (minuto 78) al colocar un tiro libre en un ángulo imposible para el arquero Wiese del Bremen.

El partido, sin embargo, no se había terminado, y las acciones de peligro se siguieron generando: en el minuto 83 en los pies de Marko Marin, en el 85 a través de Mesut Oezil (ambas contenidas por Rensing), en el 87 la oportunidad fue de Ribéry, y segundos más tarde, también en el minuto 87, el turno de anotar le correspondió a Klose. Al final el resultado permanecería 3-2 a favor del Bayern.

Estadísticas

Werder Bremen - FC Bayern 2-3 (1-2)

Werder Bremen: Wiese - Fritz, Mertesacker, Naldo, Abdennour - Frings - Borowski (58 Rosenberg), Hunt - Özil - Almeida, Marin

FC Bayern: Butt (46 Rensing) - Lahm, van Buyten, Demichelis, Badstuber - Robben (81 Klose), van Bommel, Schweinsteiger, Müller - Gomez, Olic (68 Ribéry)

Suplentes: Braafheid, Tymoshchuk, Altintop, Pranjic

Árbitro: Knut Kircher (Rottenburgo)

Espectadores: 38.500 (lleno)

Goles: 1-0 Hunt (10), 1-1 Müller (25), 1-2 Olic (35), 2-2 Almeida (75), 2-3 Robben (78)

Tarjetas amarillas: Wiese / Van Bommel, Demichelis