presentada por
Menú
Se conservó el liderato

No hubo ganador en el partido cumbre

El Bayern regresa de Leverkusen con un punto en el bolsillo; contra el tercero de la clasificación se obtuvo un empate 1-1 (0-0) y a cuatro fechas del final del campeonato no sólo se conservó el primer puesto, también se aumentó la ventaja a dos puntos sobre el segundo, el Schalke, que perdió en Hannover 2-4, y se mantuvo la distancia de 6 unidades ante el anfitrión de este sábado.

Ante 30.210 espectadores en la repleta BayArena, ambos equipos en contienda entregaron en la primera parte un rendimiento muy equilibrado con pocos momentos de apogeo; en el segundo periodo el partido ganó en emociones. Arjen Robben convirtió un penalti para el avance transitorio 1-0 del Bayern en el minuto 51 y 8 minutos más tarde el chileno Arturo Vidal igualó el marcador; a partir de entonces los dos rivales buscaron el gol del triunfo, sin embargo el club de Múnich evidenció el agotamiento de los siete partidos que ha jugado en los últimos 21 días.

Con excepción de Hamit Altintop, suspendido tras recibir una tarjeta roja, el entrenador Louis van Gaal pudo disponer –tres días después de haber conseguido el paso a semifinales de la Champions League- de todo su personal y sólo introdujo una variante con respecto a la formación que presentó en Manchester. Por primera vez en esta temporada de la Bundesliga Thomas Mueller inició en la banca de suplentes, en su remplazo fue a la cancha Mario Gómez, quien volvió a ser titular luego de su lesión en la pantorrilla sufrida en Florencia hace seis semanas.

El Bayern arrancó en el partido al mejor estilo de un equipo local, muy activo y con control del balón, buscando siempre los espacios libres en la línea defensiva del anfitrión. Gómez realizó el primer disparo al arco en el minuto 17, un tiro rasante que se fue desviado; Ivica Olic llegó demasiado tarde para poder cambiarle el rumbo.

Barnetta en el poste

Leverkusen, que no pudo contar con su central Sami Hyypiae aquejado de una lesión muscular, se replegó en su propio terreno con el objetivo de obstruir al Bayern y recuperar el balón para poder lanzarse a la ofensiva. El primer signo de vida del dueño de casa lo dio Eren Derdiyok, en el minuto 19, enviando una chilena por fuera; Gonzalo castro, seis minutos más tarde, también probó sin suerte un disparo de 22 metros de distancia.

Los anfitriones fueron haciéndose más y más fuertes y le crearon trabajo a la defensa del Bayern: en el minuto 31 un cabezazo de Derdiyok exigió al máximo al arquero Joerg Butt; en el minuto 38 Tranquillo Barnetta estrelló el balón en el poste luego de sacar un disparo a escasos 11 metros del arco, y en el minuto 43 intentó de nuevo pero esta vez Butt contuvo sin problemas. El arquero del Leverkusen, Rene Adler, no fue probado en todo el primer tiempo, que terminó con un 0-0.

Robben desde el punto penal

Ambos equipos regresaron al campo para el segundo periodo sin introducir cambios, el mejor inicio lo tuvo el Bayern gracias a Franck Ribéry, el francés ejecutó un taco en el área chica y fue derribado por Gonzalo Castro en una clara falta de penalti. El árbitro Knut Kircher sancionó de inmediato el punto penal y Arjen Robben, en el minuto 51, cobró convirtiendo el 1-0.

Leverkusen no se mostró sacudido por el resultado transitorio y respondió con una embestida ofensiva que por poco da frutos ya en el minuto 57, con un cabezazo de Stefan Kießling en el que el balón besó el poste, golpeó a Butt en la espalda y rodó hacia la línea de meta desde donde Philipp Lahm rechazó.

Kroos en el travesaño, Vidal anota

Dos minutos más tarde, cuando ya un tiro libre cobrado por Toni Kroos había chocado en el travesaño, llegó el empate a través del chileno Arturo Vidal, quien recogió el rebote y lo transformó –a seis metros del pórtico- en el empate 1-1. Después de eso ambos equipos buscaron el gol del triunfo pero sus compactas defensas no dieron mayores oportunidades.

En el minuto 68 Robben no pudo superar con su disparo a Rene Adler; en el minuto 77 Kroos falló en su intento de darle la dirección correcta al balón; en el minuto 90 Butt le arrebató de los pies la opción a Derdiyok. En el tiempo adicional Thomas Mueller fue agarrado por el defensor del Leverkusen Hans Sarpei en el área pero el árbitro Kircher no vio la acción y su pito no sentenció el penalti; así el partido terminó sin vencedor.

Estadísticas

Bayer Leverkusen - FC Bayern 1-1 (0-0)

Bayer Leverkusen: Adler - Castro (52 Sarpei), Friedrich, Reinartz, Kadlec - Barnetta, Bender, Vidal, Kroos - Derdiyok, Kießling

FC Bayern: Butt - Lahm, Van Buyten, Demichelis, Badstuber - Robben, Schweinsteiger, Van Bommel (83 Pranjic), Ribéry - Gomez (80 Klose), Olic (57 Müller)

Suplentes: Rensing, Görlitz, Contento, Tymoshchuk

Árbitro: Knut Kircher (Rottenburgo)

Espectadores: 30.210 (Lleno)

Goles: 0-1 Robben (51/Penalti), 1-1 Vidal (59)

Tarjetas amarillas: Vidal / Badstuber, Müller, Van Bommel, Schweinsteiger