presentada por
Menú
4-0 ante el Windeck

Bayern arranca sin problemas

El Bayern comenzó con el pie derecho la nueva temporada. A 93 días de la victoria en la final de Copa Alemana en Berlín ante el Werder Bremen, el defensor del título no se dejó sorprender y ganó ante el club amateur, TSV Germania Windeck, por un claro 4-0 (PT 2-0). La segunda ronda se jugará entre el 26 y 27 de octubre.

Ante 41.100, que colmaron el RheinEnergieStadion de Colonia, el Bayern derrotó al equipo de la quinta liga con dos goles por tiempo. En el primero, poco antes de la pausa, Miroslav Klose (44’) y Franck Ribéry (45’) pusieron la ventaja para el doble campeón alemán. Toni Kroos (84’) y Mario Gómez (85’) cerraron el resultado en 4-0 en el segundo.

En el primer partido oficial de la temporada, Van Gaal tuvo que prescindir de los lesionados Arjen Robben y Breno, así como de Ivica Olic (molestias en un rodilla) y Daniel van Buyten, que fue reservado para el comienzo de la Bundesliga, cuatro días más tarde ante el Wolfsburgo. En total, 10 mundialistas participaron del once inicial, entre ellos, el regresado Toni Kroos.

A la espera del contraataque

Con el típico esquema 4-2-3-1, el Bayern hizo correr el balón y a los rivales desde el comienzo. El equipo de la quinta liga se replegaba en su campo e intentaba cerrar los espacios, a la espera de generar un rápido contraataque. Especialmente, el centrocampista Alexander Hettich y el ex jugador profesional, Markus Kurth, tuvieron sus ocasiones.

Los muniqueses dominaban el encuentro, pero las ocasiones escaseaban. Un tiro poco certero de Ribéry (8’) fue durante mucho tiempo la excepción, mientras tanto, el equipo de Van Gaal se perdía muy a menudo en detalles o intentaba por el medio, donde el TSV se mostraba seguro.

Kessler, casi adentro

En el minuto 22, se pudo ver que los de Windeck tienen buenos jugadores en sus filas. Tras una fina doble pared entre Hettich y Michael Kessel, éste último apareció de pronto solo ante Butt y, desde media distancia por la derecha, su disparo encontró la parte exterior de la red de la portería. Poco antes, Butt tuvo que salir diez metros de su área para evitar una contra de Kurth (21’). El conjunto amateur provocaba al gran campeón alemán.

Por su parte, el defensor del título no mostraba claridad en la resolución de su juego ofensivo. Una positiva excepción se dio en el minuto 35, cuando Müller puso un pase de larga distancia a Klose, cuyo disparo fue detenido por el portero del Windeck, Michael Cebulla.

Klose marca y asiste

Mientras los de Windeck soñaban con irse a la pausa con un sorpresivo 0-0, el Bayern los despertaba fríamente con dos goles. Tras un gran centro de Contento, Klose estuvo un paso más rápido que su rival y tocó el balón con la espinilla para poner al Bayern en ventaja (44’). Directamente antes de la pausa, Klose se dedicó esta vez a asistir, regateando al guardameta Cebulla por la derecha y jugando al medio para Ribéry, que sólo tuvo que tocarla para marca el 2-0 (45’). De esta forma, el partido estaba prácticamente decidido.

En la segunda etapa, el Bayern no se dejó amedrentar por un Windeck que seguía luchando. Sin perder los nervios, los bávaros desplegaron su juego e intentaron aumentar la ventaja en el marcador. Van Gaal aprovechó sus reservas en el banco y le dio la oportunidad a David Alaba, Mario Gómez y Hamit Altintop, de sumar minutos de juego.

Gran gol de Kroos

Gómez desperdició una buena oportunidad de aumentar el marcador en el minuto 74, no así Kroos, quien en el minuto 84 recibió un pase hacia atrás de Müller y, de volea, marcó un gran gol a 16 metros del arco. Apenas después, Gómez se resarcía de su ocasión desperdiciada y tras una asistencia de Altintop, marcaba desde el borde del área chica, para poner el 4-0 final (85’). Tres minutos más tarde, Cebulla evitaba el quinto del Bayern con una gran parada ante Kroos (88’).