presentada por
Menú
Supercopa

Mueller y Klose sellan el primer título

El primer título oficial de la temporada ya está en la vitrina; ante 30.662 espectadores en la Impuls Arena de Augsburgo el Bayern derrotó al Schalke por marcador de 2-0 (0-0) y se apoderó por tercera vez de la Supercopa. Thomas Mueller (minuto 75) y Miroslav Klose (minuto 81) consiguieron los goles para el club de Múnich, que exhibió un gran partido con un juego muy atractivo que retomó lo que se había visto al final de la temporada anterior.

Junto al capitán suplente Philipp Lahm formaron Bastian Schweinsteiger, Müller, Klose y Holger Badstuber, cinco mundialistas alemanes; el sexto fue el argentino Martín Demichelis. Además formaron como inicialistas Ivica Olic, Hamit Altintop, Danijel Pranjic y Diego Contento; la portería la custodió Thomas Kraft, quien jugó su primer partido oficial. En la banca tomaron asiento Andreas Ottl, José Sosa y Anatoliy Tymoshuck.

Bayern empezó dominando

El Bayern empezó dominante, de la misma forma en la que tenía acostumbrado a su afición en la temporada pasada: 73 por ciento de control del balón en los primeros 45 minutos hablan un idioma claro. Schalke intentó jugar al contragolpe y con esa arma tuvieron su mejor opción al arranque del partido a través de Raúl, cuyo cabezazo pasó a 6 metros del arco. El campeón de la Bundesliga respondió con precisos pases con diversas estaciones.

En especial brillaron los mundialistas alemanes, algo destacado en su primera semana con el resto del equipo. En el minuto 8 Mueller conquistó un balón y se encaminó a la portería del Schalke y en la cabecera del área entregó a Schweinsteiger cuyo disparó desvió al tiro de esquina Manuel Neuer.

El Bayern impuso las condiciones cargando con gran fuerza por la banda derecha con Lahm y Olic; la siguiente gran oportunidad se produjo en el minuto 26 con disparo de Altintop que salió desviado. Schalke invirtió hasta la pausa un poco más pero no logró llevar peligro ya que se encontró con dos defensores centrales muy bien parados: Demichelis y Badstuber.

Si en la primera parte escasearon las opciones de gol, la segunda arrancó con fuertes arremetidas a los arcos: Schweinsteiger (que en el minuto 59 le cedió campo a Ottl) entregó un gran pase a Klose, quien estrelló el balón en el poste; la inmediata reacción del Schalke le permitió a Kraft lucirse al rechazar un cabezazo de Raúl.

Intensa segunda parte

El partido se puso mucho más interesante y atractivo, el Schalke hizo más, particularmente aprovechando los cobros de balón detenido, y el Bayern respondió con combinaciones veloces y peligrosas. En el minuto 72 Kraft volvió a salvar la valla del Bayern al cambiarle el rumbo a un disparo de Edu enviándolo por encima del travesaño; a esa altura del enfrentamiento el entrenador van Gaal agotó sus cambios al ingresar a Tymoshuck y Sosa por Altintop y el levemente golpeado Demichelis.

En el minuto 75 llegó el momento de decidir la Supercopa: Pranjic le entregó a Klose quien en el área chica, viendo que el portero Neuer venía a su encuentro, pasó a Mueller; éste, sin mayores problemas, embocó el 1-0. Seis minutos más tarde Olic fue el encargado de ponerle a Klose un balón de lujo que el delantero de la selección alemana tradujo en el 2-0 definitivo. Las dos anotaciones fueron la coronación de un muy buen desempeño que produjo alegría y mucha esperanza en lo que traerá la próxima temporada.

Estadísticas

FC Bayern - FC Schalke 04 2-0 (0-0)

Bayern: Kraft - Lahm, Demichelis (71. Sosa), Badstuber, Contento - Schweinsteiger (59. Ottl), Pranjic - Olic, Müller, Altintop (69. Tymoshchuk) – Klose.

Suplentes: Butt

Schalke: Neuer - Uchida, Höwedes, Metzelder, Matip (46. Escudero) - Schmitz, Kluge (46. Moritz), Farfan, Rakitic - Edu, Raúl.

Árbitro: Manuel Graefe (Berlín)

Público: 30.662 espectadores (lleno)

Goles: 1-0 Müller (75); 2-0 Klose (81)

Tarjetas amarillas: Ottl / Moritz