presentada por
Menú
Bayern 0, Werder 0

El Kaiser no pudo festejar con goles

El segundo partido de local de la temporada del Bayern terminó sin goles. En la reedición de la final de la Copa Alemana, el doble campeón alemán no pudo pasar del 0-0 ante el Werder Bremen y, tras tres partidos de Bundesliga, acumula solo 4 puntos.

Ante 69.000 espectadores que por enésima vez colmaron el estadio Allianz Arena, con un clima espectacular y en el día del 65º cumpleaños del “Kaiser” Franz Beckenbauer, el partido fue entretenido y con ocasiones para ambos equipos.

Especialmente, al comenzar el segundo tiempo, el Bayern dispuso de varias de las mejores ocasiones del partido, pero ninguna de ellas las pudo convertir en gol.
En esta oportunidad, Van Gaal confió exactamente en el mismo equipo titular que perdió hace dos semanas ante el recién ascendido 1. FC Kaiserslautern. También Thomas Müller llegó en forma al partido. El internacional alemán no había participado el día anterior del entrenamiento por cansancio muscular.

Mientras el equipo bávaro pudo contar con sus mejores hombres, el entrenador del Werder Bremen, Thomas Schaaf, tuvo que prescindir de tres hombres importantes por lesión: Naldo, Per Mertesacker y Claudio Pizarro. Por el contrario, hicieron su debut en el equipo visitante, el brasileño Wesley y el francés Mikael Silvestre.

En un primer tiempo parejo, los de Bremen dieron el primer aviso desde los pies del único delantero real, Marko Arnautivic, a los 121 segundos. Jörg Butt no tuvo que hacer nada y más tarde tuvo, además, la suerte de su lado. Un cabezazo de Sebastian Prödl rebotó de un palo al pie de Butt y de allí al travesaño (5’). Werder demostraba así, desde temprano, que no pretendía esconder su juego de ataque.

Dos minutos después, generaba el Bayern su primera jugada de peligro en el arco contrario. Una media vuelta de Franck Ribéry desde media distancia por la izquierda fue evitada por Tim Wiese en dos tiempos. Poco después, Thomas Müller recibió un gran pase de Diego Contento en el área chica, pero los reflejos de Wiese pudieron más.

En general, a los muniqueses se les tornaba complicado poner en problemas a la nueva defensa del Bremen. Muchas jugadas bien intencionadas de Ivica Olic carecían de precisión y los intentos de centros desde las bandas pocas veces encontraban destinatarios. El Werder achicaba bien los espacios en su área y aprovechaba cada oportunidad para contragolpear.

Así lo hizo, por ejemplo, en el minuto 18, cuando Butt tuvo que salir lejos de su portería para evitar el gol de Arnautovic. También 10 minutos más tarde, el portero del Bayern logró evitar a tempo una contra de un despabilado Marko Marin. En el minuto 32 y también ante Marin, Butt se lució con una gran parada para evitar que un disparo de 30 metros de distancia pusiera en desventaja a su equipo.

Bremen, más peligroso en la primera parte

El conjunto visitante generó en el primer tiempo algunas ocasiones más que el local, que no lograba concluir con éxito sus jugadas de ataque. Una de las excepciones se dio en el minuto 24 con una contra de Ribéry por la izquierda, que terminó con una gran parada de Wiese para evitar que el tiro desde 16 metros se colara en la portería del Werder Bremen.

Con Toni Kroos por Miroslav Klose, el Bayern comenzó la segunda etapa con más peligro en el área contraria. Ribéry probó con un tiro violento desde 25 metros, que se fue apenas rozando el arco del Bremen. Luego fue Kroos quien, en un lapso de un minuto, tuvo dos grandes ocasiones para poner en ventaja al actual doble campeón alemán. Primero, tras combinar con Ribéry, intentó una vaselina que se fue por poco (53’), y luego se topó (otra vez) con los reflejos de Wiese (54’).

Pero también el Bremen insistía en atacar y generaba dos buenas ocasiones, con dos tiros de distancia de Wesley (50’) y Hunts (52’). Pero las más claras ocasiones eran de los anfitriones y en todas ellas participaba Kroos. Y también Ribéry lo intentaba. En el minuto 63, el francés se metía en el área rival, pero no podía marcar ante Wiese.

Los visitantes lo seguían intentando, como en el minuto 64, cuando el escurridizo Arnautovic se escapaba de dos jugadores del Bayern, pero no podía ante Butt desde 18 metros. Unos minutos después (67’), Wiese se lucía en el área contraria con un tiro de 30 metros de Kroos.

En el minuto 70, los fans del Bayern casi se quedan sin aliento. Marin llevaba el balón desde la línea de fondo a la mitad de la cancha, desde donde el recién ingresado Tim Borowski probaba y la pelota se iba a pocos centímetros. También Van Gaal realizaba dos cambios y hacía entrar a Martín Demichelis por el totalmente exhausto Daniel van Buyten y, poco después, a Mario Gómez por Olic.

En los últimos emocionantes minutos, el Bayern intentaba todo, pero el Bremen tampoco se quedaba atrás. La última ocasión del partido la evitaba Butt, quien desviaba al córner un disparo del recién ingresado Hugo Almeida. Así quedaba todo al final: 0-0 tras un partido peleado.


ESTADÍSTICAS

FC Bayern - SV Werder Bremen 0-0
FC Bayern Butt - Lahm, Van Buyten (73. Demichelis), Badstuber, Contento - Van Bommel, Schweinsteiger - Müller, Klose (46. Kroos), Ribéry - Olic (78. Gómez)
Banquillo: Kraft, Pranjic, Altintop, Tymoshchuk
SV Werder Bremen Wiese - Fritz, Prödl, Pasanen, Silvestre - Bargfrede, Frings - Hunt (90. Jensen), Wesley (65. Borowski), Marin (85. Almeida) - Arnautovic
Árbitro: Kircher (Rottenburg)
Espectadores: 69.000 (lleno total)